El centro de Lisboa en 9 paradas imprescindibles (2020)

  • Por
  • el centro de lisboa portugal

    Siempre hemos dicho que Lisboa es una ciudad estupenda para sacar tus zapatos de andar y pasear. No importa si vas pocos o muchos días porque es una ciudad que se adapta perfectamente al turista. Por eso, para todos aquellos que no tienen demasiado tiempo, hemos preparado un itinerario por el centro de Lisboa en 9 paradas imprescindibles.

    Es cierto que determinar exactamente que es el centro de Lisboa no es fácil. En nuestro caso, hemos considerado la Baixa, Alfama, Chiado y el Barrio Alto pues están todos bastante cerca y no exigen la utilización de transporte público para desplazarse.

    En cualquier caso, siempre os emplazamos a que echéis un vistazo a algunos de los itinerarios que hemos elaborado por la capital de Portugal:

    El centro de Lisboa: qué ver y qué hacer

    En este mapa podéis ver dónde se encuentran los lugares que hemos seleccionado por el centro de Lisboa. Hay desde grandes plazas (Comercio, Rossio, Restauradores) a barrios completos (Alfama, Chiado) y monumentos específicos (el Elevador de Santa Justa o el Castillo de San Jorge).

    Nuestras 9 paradas por el centro de Lisboa son:

    • La Plaza del Comercio
    • La Plaza del Rossio
    • La Plaza de los Restauradores
    • El Elevador de Santa Justa
    • El Convento del Carmo
    • El Barrio Alto y Chiado
    • La Catedral de Lisboa
    • El Castillo de San Jorge
    • Alfama

    El centro de Lisboa en 9 paradas imprescindibles

    1. La Plaza del Comercio, nuestra primera parada por el centro de Lisboa

    Nuestra primera parada por el centro de Lisboa es la Plaza del Comercio, posiblemente el monumento más importante de toda la ciudad.

    Lo cierto es que la Praça do Comércio – también conocida como Terreiro do Paço – no siempre ha lucido como lo hace hoy. Hasta el terremoto de 1775 – que vino acompañado de un tsunami y un incendio que acabó con la vida de más de 100.000 personas – albergó el Palacio Real de la Monarquía portuguesa.

    Tras este suceso, el Marqués de Pombal – valido del rey José I de Portugal – proyectó una reconstrucción completa de la Baixa y de la Plaza del Comercio que le dio su característico aspecto actual.

    el centro de lisboa
    La Plaza del Comercio

    En el centro de la plaza se encuentra una Estatua ecuestre del rey Jose I, apodado el Reformador, y en los alrededores se encuentran restaurantes y edificios gubernamentales, principalmente ministerios.

    Si te acercas hacia el río puedes llegar hasta Cais das Colunas – el Muelle de las Columnas -, una pequeña pasarela con dos columnas que se extiende sobre el agua y desde donde se obtienen unas vistas estupendas del Estuario del Tajo.

    2. La Plaza del Rossio

    Una de mis zonas favoritas del centro de Lisboa es la Plaza del Rossio, oficialmente conocida como la Praça Dom Pedro IV. Es una de las áreas más animadas de toda Lisboa: en los laterales hay algunos restaurantes y cafeterías con pasteles tradicionales portugueses.

    El Rossio se encuentra presidido por el imponente edificio del Teatro Nacional Doña María II. Es muy bonito por fuera, mientras que por dentro está muy cuidado. Todos los días a las 11:00 hay una visita guiada completamente gratuita, así que no te lo pierdas.

    hoteles en el centro de lisboa
    La Plaza del Rossio

    Por último, destacar dos lugares más: la preciosa fuente del centro, levantada en honor al Rey Pedro IV de Portugal – que fue el primer emperador de Brasil -, y la Estación del Rossio, desde la que parte la línea de tren que llega a Sintra.

    3. La Plaza de los Restauradores

    Justo a continuación del Rossio se encuentra la Plaza de los Restauradores, bastante más amplia que la anterior. Esta fue levantada para conmemorar la Independencia de Portugal por parte del Imperio Español en 1640. En el centro se encuentra un imponente Obelisco con nombres y fechas de la Guerra de la Restauración.

    🚀 En la Plaza de los Restauradores comienza el free tour por Lisboa, una excelente opción (y gratis) para conocer a fondo la capital portuguesa.

    el centro de lisboa en 9 paradas
    La Plaza de los Restauradores en el centro de Lisboa

    Lo que más me gusta de los Restauradores son los preciosos edificios que se encuentran en los laterales, empezando por el Hotel Avenida Palace, uno de los mejores de la ciudad y el Palácio Foz.

    Hacia el norte da comienzo la Avenida de la Libertad, una de las arterias más concurridas de la ciudad. Aquí se ha instalado las principales tiendas de lujo y boutiques de la ciudad y muchos hoteles (de hecho, es una de nuestras zonas favoritas donde alojarse en Lisboa).

    4. El Elevador de Santa Justa

    El Elevador de Santa Justa es uno de nuestros lugares imprescindibles que ver en Lisboa. Se sitúa en plena Baixa, la zona que proyectó y levantó el Marqués de Pombal con una forma que recuerda al barrio de Salamanca de Madrid: calles perfectamente cuadriculadas.

    centro de lisboa
    El Elevador de Santa Justa

    Conecta la Baixa con Chiado y el Barrio Alto de Lisboa y fue diseñado por el ingeniero portugués Raúl Mesnier. Lo más curioso del elevador es que el único completamente vertical de la ciudad. Otro dato interesante es que hay algunos que afirman que el autor se inspiró en la Torre de Eiffel de París.

    La subida no es gratuita (tiene un precio de 5,30 euros ida y vuelta) aunque es muy recomendable. Nosotros no solemos recomendar visitas que no sean imprescindibles, así que si decimos que esta lo es, verdaderamente lo es. Cuando estéis arriba, no os perdáis perder las vistas de los restos del Convento del Carmo, del que hablaremos a continuación.

    5. El Convento del Carmo

    La primera vez que vi el Convento del Carmo se me vinieron a la mente las grandes abadías escocesas que acabaron en ruinas durante la Reforma protestante. Lo cierto es que la explicación del estado de unos y otros es muy diferente.

    El Convento de la Orden del Carmen fue levantado en 1389 aunque no terminó de construirse hasta 1423. Desde ese año, hizo las veces de residencia del incontestable militar portugués Nuno Álvares Pereira, algo así como el Duque de Alba o Gonzalo Fernández de Córdoba para los españoles.

    centro de lisboa mapa
    El Convento de la Orden del Carmen

    Sin embargo, no sería hasta el terremoto de 1755 cuando comenzó a lucir su aspecto actual: sin tejado y con la estructura básica. Es cierto que ha habido reconstrucciones e intentos para reforzarlo, pero más o menos sigue en el mismo estado. Es un testimonio indiscutible del que sigue siendo uno de los mayores terremotos de la historia.

    6. El Barrio Alto y Chiado

    Una vez que subas por el Elevador de Santa Justa, el Barrio Alto (al norte) y Chiado (al sur) te esperan. Son dos de las zonas con más encanto de todo Lisboa, así que te recomendamos que las visites tranquilamente.

    Ambas dos se encuentran divididas por la Plaza de Luis Camões, el poeta portugués por excelencia (cuyos restos están, por cierto, en Belém). En Chiado tienes una de las estampas más bohemias de la ciudad: librerías (como Bertrand en la Calle Garrett), cafeterías y boutiques. Una parada obligatoria es el café A Brasileira, lugar de reunión de ilustrados e intelectuales portugueses.

    centro de lisboa portugal paradas
    El Mirador de San Pedro Alcántara

    En el Barrio Alto, al contrario, tienes una versión más alternativa de la ciudad. Calles estrechas, con un trazado sinuoso y repletas de arte callejero. Es, sin duda, una de las zonas con más vida y ambiente de la ciudad.

    Al margen de sus restaurantes y bares, os recomendamos que lleguéis hasta el Mirador de San Pedro de Alcántara, que tiene una de las mejores vistas de toda la ciudad.

    7. La Catedral de Lisboa

    La Catedral de Lisboa, también conocida como la Sé, es nuestra siguiente parada por el centro de Lisboa. Se trata del edificio religioso de mayor envergadura de la ciudad y alberga la sede del Arzobispado de Lisboa.

    centro de lisboa portugal
    La Catedral de Lisboa

    También sufrió las consecuencias del terremoto de 1755 y por eso su aspecto es una mezcla de diferentes estilos. Originalmente fue construida a mediados del siglo XII con un estilo románico. A mediados del siglo XIII se le añadieron algunos elementos góticos mientras que tras el terremoto se reconstruyó siguiendo patrones neoclásicos y rococós. ¡Una mezcla interesante!

    8. El Castillo de San Jorge

    Del Castillo de San Jorge puede decirse fácilmente que es la joya de la corona desde un punto de vista monumental de Lisboa. En el año 1910 fue declarado Monumento Nacional por las autoridades portuguesas.

    Es difícil saber exactamente en qué año fue levantado, aunque lo que está claro es que su pasado árabe es indiscutible. Desde las primeras construcciones, allá por el siglo I a.C, ha sido víctima de conquistas, asedios, terremotos y ha servido de diferentes funciones: como prisión, cuartel o almacén.

    cual es el centro de lisboa
    El Castillo de San Jorge

    La entrada al Castillo de San Jorge tiene un precio 8,5 euros, lo que hace que sea bastante caro. Aun así, creemos que merece la pena y tiene suficiente interés como para poder justificar este dinero.

    9. Alfama

    Alfama es esa zona para callejear y dejarse perder; el mejor barrio de Lisboa para descubrir y conocer esa cara más decadente y tradicional de la que siempre hemos escuchado hablar. Y lo cierto es que es nuestra de nuestras zonas favoritas de toda la ciudad

    El barrio se sitúa sobre una colina, lo que hace que sus miradores sean una de las visitas imprescindibles que hacer. Hay muchos, todo sea dicho, pero dos son los más concurridos por los turistas: el Miradouro de Santa Luzia y el de la Senhora do Monte, un poco más al norte.

    💥 Hemos escrito un artículo muy completo sobre Alfama, donde preparamos un recorrido por el barrio en 8 paradas imprescindibles, así que os recomiendo que le echéis un vistazo.

    que hacer en lisboa
    El Mirador de Santa Lucía

    Junto al Castillo de San Jorge, la joya de Alfama, también hay algunas iglesias y lugares de interés que no podéis dejar escapar. El primero es el Panteón Nacional, que alberga los restos de los presidentes de la República portuguesa, y la Iglesia de São Vicente de Fora, siempre presente en cualquier vista del barrio.

    Si buscáis la cara más auténtica de Alfama, os recomendamos que os acerquéis hasta el Museo del Fado – por algo nació aquí -, y al Mercado de la Ladrona, una especie de mercadillo que se instala todos los martes y sábados.

    El centro de Lisboa: nuestras conclusiones

    Lo cierto es que una visita por los 9 lugares que os hemos recomendado en este artículo justificarían por sí mismo un viaje a Lisboa. Puedo parecer un disco rayado, pero la verdad es que la ciudad del Tajo es una escapada perfecta y con nuestro recorrido espero haber cubierto sus tres caras: la decadente, la histórica y la moderna.

    Hasta entonces, os recomiendo que sigáis leyendo alguno de los diversos artículos que hemos escrito y que hemos ido enlazando a lo largo del artículo y que, sobre todo, este artículo sobre el centro de Lisboa os haya servido de utilidad. ¡Hasta pronto!

    Suscríbete a nuestro newsletter.

    Consejos para viajar, descuentos para ahorrar y artículos (que no spam) que te interesan!

    Deja un comentario