El Lago Bled: un paraíso en medio de Eslovenia

  • Por
  • lago bled

    El Lago Bled es todo lo que un amante de cuentos de hadas y princesas puede desear. Literalmente. Las montañas, la isla, la vegetación o la niebla hacen de Bled uno de lugares más idílicos de Europa.

    En este post te desgranamos todo lo que debes saber sobre éste paradisíaco lago esloveno.

    Cómo ir de Liubliana al Lago Bled

    Quizás podríamos considerar el Lago Bled una de las mayores joyas escondidas de Europa, pero no seríamos justos, porque, entre tú y yo, mejor que sea así. 😀

    lago bled eslovenia

    Llegar al Lago Bled no es extremadamente fácil.

    Para hacerlo tienes que llegar a Ljubljana, la capital eslovena, y desde allí desplazarte en autobús o en coche. Las opciones

    Las opciones son limitadas. Nosotros reservamos el trayecto directamente en la estación de buses de Ljubljana (se encuentra en frente de la de trenes), pero también se puede reservar online aquí.

    Eslovenia es un país que está adaptándose todavía a la llegada de un cada vez más creciente turismo, y por tanto las conexiones de vuelos no son todavía muy habituales.

    ¿Cuánto cuesta llegar al lago? A nosotros nos costó unos 8 euros, un poquito caro, pero hay que decir que está a unos 50 kilómetros de la capital.

    Si te apetece ir un poco más cómodo, pues reservar una excursión aquí.

    Una cosa que nos sorprendió un montón: con cada vez más lugares de Europa masificados, el Lago Bled se mantiene como una suerte de paraje natural virgen, donde hay turistas, pero pocos.

    Visitar el Lago Bled (Eslovenia)

    Quizás es de ese cierto desconocimiento o dificultad para llegar, lo que produce ese ambiente que se respira en el Lago Bled, de paz y tranquilidad, y que cada vez resulta más difícil encontrar por Europa.

    lago de bled
    Ubicación del Lago Bled

    El lugar donde está situado es simplemente mágico. Rodeado de las montañas del Parque nacional del Triglav y de una vegetación verde y frondosa, las vistas del Lago son impresionantes.

    Bañarse está permitido, y de hecho hay una serie de plataformas desde donde es más fácil tirarse al agua.

    Lo que ocurre es que el agua está bastante fría. (Spoiler alert: aún así Valme se baño). 😃

    La Isla de Bled: la iglesia y el castillo de Bled

    En el centro de la albufera se encuentra la Isla de Bled, un pequeña islote al que para llegar necesitaréis alquilar un barquito.

    Podéis elegir entre que os lleven, o alquilar uno y llegar a la isla a remo. (También decir que en ningún sitio pone que no se pueda llegar nadando)

    lago bled en invierno
    Barquita recorriendo el Lago Bled

    En la Isla de Bled podéis encontrar el Provost’s House, y la Iglesia de Peregrinación de la Asunción de María.

    En cualquier caso, lo mejor del lago son las vistas y el ambiente, y no los edificios que se encuentran en el centro; por lo que si no queréis llegar hasta aquí, es totalmente aceptable.

    Esta isla parece diseñada para ser perfecta. Verla desde lejos es ver algo que la vista no termina de asumir que es real. Verla en un día con el cielo despejado es absolutamente increíble. Observarla en un día con neblina es también espectacular. Verla aparecer y desaparecer entre la neblina crea un efecto mágico.

    lago bled que hacer
    Edificios de la Isla de Bled

    La iglesia es bastante pequeñita, como todo en la isla, y para entrar tienes que comprar el ticket (6 euros). Una vez allí, puedes tocar la campana y pedir un deseo.

    A la derecha del lago se encuentra el Castillo de Bled, que es lo que podéis ver en la foto elevado sobre la montaña. Es un pequeño castillo desde el que podréis obtener una de las mejores vistas del paisaje.

    que hacer en lago bled
    Castillo de Bled
    como ir de liubliana a lago bled
    Interior del Castillo de Bled

    Reflexión: Siempre he pensado que esta apariencia tan idílica que evoca el Lago Bled no sería tal si se encontrase en Francia o en Italia. Me explico: el Coliseo Romano seguiría siendo maravilloso si estuviera en Roma o en Tblisi, pero indudablemente mucha más gente lo vería si estuviese en Roma.

    Pues igual con el lago Bled. Lo que lo hace tan interesante es ese aire misterioso, poco desconocido, que evoca. Su tranquilidad, los pocos turistas que hay, y su estado de conservación hacen difícil encontrar un lugar más bonito para visitar.

    Proximamente vamos a publicar más artículos sobre Eslovenia, pero de mientras puedes echarle un vistazo a nuestra guía sobre la Isla de Pascua.

    El Lago Bled, uno de los lugares más bonitos de Eslovenia

    Espero que os haya gustado este artículo sobre el Lago Bled y os animéis a visitarlo. Os aseguro que merece mucho la pena. ¡Hasta luego!

    Si te ha gustado este artículo, estaría genial que nos puntuáses! También puedes comentar y preguntarnos cualquier duda que te atañe. Eso sí, no publicaremos ningún comentario que contenga insultos o contenido ofensivo, o que no utilice su nombre en el apartado correspondiente.

    Deja un comentario