Interrail por Italia: consejos y experiencias

  • Por
  • interrail italia

    En un ejercicio constante de mostrar verdaderas historias sobre interrail, os traemos la experiencia de Rocío que recorrió en el verano de 2018 la península italiana en compañía de tres amigos. El resto lo podemos leer abajo.

    Cada vez que embarcamos a un viaje repasamos mil y una vez las cosas que llevamos por si nos faltara algo, ¿no? Pero es que Interrail no es cualquier viaje.

    Interrail por Italia: consejos y experiencias

    Billetes de avión, pase Interrail, reservas de los hoteles, tickets de museos, cámara, documentación, dinero, regalos, billetes de avión, pase Interrail, reservas de los hoteles, tickets de museos, cámara, documentación, dinero, regalos… así una y otra vez.

    Me atrevería a decir que casi de nada sirve tenerlo todo planificado, pues lo bonito de estos viajes es la espontaneidad de lo que, contra todo pronóstico, acaba pasando. Pero claro, es inevitable organizarlo todo al detalle. Y yo, como una más, así lo hice.

    La ruta de nuestro interrail por Italia

    Junto a tres amigos, organicé un Interrail por distintos lugares de Italia, donde estaría 10 días. Era la primera vez que hacíamos un Interrail y tal es nuestra devoción a Italia, que decidimos explorarla lo máximo que estaba en nuestras manos acorde al tiempo.

    Nuestra ruta de interrail por Italia incluía las siguientes ciudades:

    • Roma
    • La Spezia
    • Florencia
    • Venecia
    • Milán

    Nuestro interrail por Italia

    1. Roma

    Empezamos por la impresionante Roma, pero antes de llegar allí… empezaría la aventura. Llegamos sobre las doce de la noche al aeropuerto de Roma… y ¡lo que tardamos en encontrar al chófer que contratamos para que nos llevara del aeropuerto al hotel! Pensábamos que nos habían timado y que teníamos que ir andando a esas horas de la noche cargados al hotel… vaya estampa. Por suerte, lo encontramos y empezó bien nuestra aventura lejos del territorio español.

    interrail por italia consejos
    Roma

    En Roma mucho de lo mismo, chinos metiéndonos los palos selfie por los ojos, las botellitas de agua a 3 euros y gente a reventar.

    2. La Spezia

    De ahí saltamos a La Spezia. Era pleno mes de junio y sabemos el calorcito que eso conlleva. Por ello, decidimos ir a un sitio de costa. El alojamiento lo teníamos en la propia región de La Spezia, pero fuimos a varias playas, como Vernazza, Monterosso o Viareggio, en trenes que cubría el pase Interrail.

    interrail por italia consejos recomendaciones
    Manarola, en Cinque Terre

    Cuidado con los horarios porque suelen pasar los trenes cada 2 horas y ahí estábamos los cuatro indefensos en las vías del tren a las tantas de la noche esperando la llegada del tren con pizza y la botella de agua de 3 euros.

    3. Florencia

    Y llegó Florencia. Demasiada relajada estaba siendo la estancia en Florencia, todo estaba controlado, o eso creíamos nosotros.

    interrail en italia
    Ponte Vecchio en Florencia

    Era el último día allí y a eso de las 9 horas de la mañana uno de los cuatro chilló. Los otros tres riéndonos del gallo que le salió… qué pronto se nos cambiaría la cara. Resulta que al intentar abrir la puerta para ir a desayunar (el buffet libre que habíamos contratado cerraba a las 10), la llave se había, literalmente, partido por la mitad, quedando una parte dentro de la cerradura y otra en la mano de dicha persona.

    Una medio llorando, el otro intentando sacar la parte de la llave de la cerradura, la otra llamando a su madre y yo gritando que había que salir pronto porque nos quedábamos sin desayuno… las preocupaciones que tenía en mente.

    Se nos pasó por la cabeza todo tipo de cosas: saltar por la ventana a un patio privado de un bloque de vecinos, estampar una silla contra la puerta, coger un pegamento y que sucediera el milagro de que ambas partes se unieran… todo menos intentar contactar con la recepción del hotel. Por tanto, empezamos a chillar diciendo “SOS, HELP PLEASE”.

    No sé si fue un milagro, destino o casualidad, pero el caso es que nos oyeron (imaginaros los gritos que pegamos) y vinieron a rescatarnos, y a falta de diez minutos, nos dio tiempo hasta de desayunar.

    4. Venecia y Milán

    Venecia y Milán más de lo mismo, cuando no era una cosa, era otra. Aunque a veces nos lo buscábamos nosotros… ¿a quién se le ocurre montarse en todos los autobuses posibles de todas las ciudades sin pagar, sin haber sacado ni una mísera tarjeta para intentar disimular? Exacto, a nosotros.

    interrail por italia consejos
    Venecia

    Corrimos mucho, pero nos lo pasamos aún mejor. Y hablando de correr, no hay mejor sensación que cumplir los 18 años en un país extranjero y que lo primero que se haga, después de comer chocolate, sea salir a las doce de la noche a la calle a correr por la ciudad… locura y diversión a partes iguales.

    Yo siempre digo que, de todos los libros del mundo, las mejores historias se encuentran en las páginas de un pasaporte. Hay demasiadas cosas por conocer, ver, experimentar, como para quedarse en casa, así que anímate y viaja. Lo mismo da que en tu Interrail conozcas un país que diez, que lo organices más o menos, que seáis cuatro o diez… de cada lugar que hayas visitado te vas a llevar algo. Es el arte de viajar.

    interrail en italia experiencias

    Si te ha gustado este artículo, estaría genial que nos puntuáses! También puedes comentar y preguntarnos cualquier duda que te atañe. Eso sí, no publicaremos ningún comentario que contenga insultos o contenido ofensivo, o que no utilice su nombre en el apartado correspondiente.

    Deja un comentario