Marsaxlokk (Malta): el pueblo de pescadores más atractivo

  • Por
  • Marsaxlokk malta

    Marsaxlokk es el pueblo de pescadores al que todos los pueblos de pescadores querrían parecerse. Una oda a lo marinero, a los luzzus (de los que después hablaremos) y a los mercadillos que te enamora nada más poner los pies en él. Descubre todo lo que debes saber sobre él en este artículo.

    En nuestro viaje a Malta, que hemos documentado de forma extensiva en interrailero, una de nuestras paradas preferidas fue Marsaxlokk, un pequeño pueblo de pescadores de alrededor de 3.000 habitantes conocido por su coqueto puerto. Si os soy sincero, no pensaba que fuese a merecer la pena, o que fuese a suponer algo distinto a lo ya visto, pero después de pasar por él no puedo más que recomendarlo.

    En este artículo os contamos cómo llegar a Marsaxlokk, algunas curiosidades sobre su puerto y las principales cosas que hacer y que ver en uno de los principales atractivos que ver en Malta. ¡Comenzamos!

    ¿Cómo llegar a Marsaxlokk?

    Pues de forma rápida no va a ser posible, pero casi nada en Malta se hace rápido (quizás sea parte de su atractivo). La verdad es que si decides alquilar un coche no vas a tener demasiadas complicaciones para llegar (con utilizar Google Maps vas más que sobrado). Marsaxlokk está situado a unos 20 kilómetros de La Valeta, la capital del país y en coche deberías tardar unos 25 minutos si no hay problemas de tráfico.

    pisces Marsaxlokk
    Llegando a Marsaxlokk

    Si, como en nuestro caso, te mueves utilizando el transporte público maltés, es un poco más lioso pero nada insuperable. Deberás llegar a la Valeta desde donde vengas (en nuestro caso desde Sliema) y allí coger el bus 81 o 85, cualquiera de los dos te viene bien, ya que realizan la misma ruta. Nosotros nos bajamos en la parada Sajjieda, que es la que vimos más céntrica del puerto, aunque te recomiendo que estés atento.

    Lo que hicimos fue echar la mañana en Marsaxlokk, así que llegamos hasta La Valeta y después nos dirigimos hasta este pueblo de pescadores; y la tarde la dedicamos a la capital ya que íbamos a pasar de camino. En total, tardamos una hora y algo en llegar y otra hora y media en volver, pero ciertamente mereció la pena.

    Si no queréis perder tanto tiempo o bien no vais a alquilar un coche, podéis hacer una excursión a Marsaxlokk organizada. Os recogen en vuestro hotel y os llevan y os traen. Incluye, además, una visita a la Gruta Azul. 🚀

    Marsaxlokk
    Las luzzus en el Puerto de Marsaxlokk con los restaurantes al fondo

    Marsaxlokk, su puerto y sus luzzus

    Después de tanto trabajo para llegar, el resultado es un precioso puerto, donde se encuentra una de las mayores concentraciones de luzzus, las barcas de colores típicas de Malta, que podéis ver en otras partes del país pero no en tanta cantidad como en Marsaxlokk.

    Marsaxlokk donde comer
    Admirando Marsaxlokk

    Los luzzus de Marsaxlokk

    Los luzzus son las embarcaciones de pesca tradicionales maltesas, que ellos mismos pintan en tonos amarillos, verdes, rojos y azules. De hecho, cuando nosotros estuvimos había varios pescadores pintando sus luzzus.

    Fijaros bien porque, en la proa de las barquitas hay dos pequeños ojos conocidos como los Ojos de Osiris u Horus. En teoría, estos alejan a los malos espíritus y favorecen la suerte, tradición que heredaron de los fenicios.

    marsaskala
    Marsaxlokk, Malta

    Si vais de viaje con algún amante de las fotografías, como en mi caso, van a alucinar porque las fotos de las barquitas con el mar al fondo son espectaculares.

    El mercadillo y los restaurantes

    Algo que nos gustó es que no había demasiada gente comparado con otros destinos que estuvimos en días anteriores (fuimos a Malta en invierno, así que era temporada baja), por lo que se podía pasear tranquilamente. Estuvimos viendo casi todas las barquitas y haciendo fotos del puerto, que nos encantó.

    Junto a estas, hay una zona bastante amplia de mercadillo con puestos los domingos, donde entre una maraña de souvenirs y objetos varios, te puedes encontrar alguna cosa más casera y tradicional. Si vas a la hora de comer, hay multitud de restaurantes en los alrededores (de los que no podemos opinar porque no comimos en ninguno) donde sirven el producto tradicional del pueblo: el pescado.

    La iglesia parroquial de Marsaxlokk

    Algo que me sorprendió desde que llegamos a Malta es que en casi cualquier pueblo pequeño hay en el centro de la localidad una pequeña iglesia en tonos rosados, bien el centro de una localidad, bien en medio del campo o de un descampado. Digo esto, porque en Marsaxlok, la Iglesia Parroquial, sin ser gran cosa, es bastante bonita y le da un toque agradable a la visita pesquera.

    Las piscinas de St. Peter’s

    No propiamente en Marsaxlokk pero muy cerca (a menos 2 kilómetros andando o media hora utilizando el servicio que te lleva en barco), las Piscinas de San Pedro son una de las atracciones más famosas del este de la isla.

    El mar ha ido alterando las rocas con el paso del tiempo hasta darle la forma que tienen en la actualidad. Es una zona muy chula aunque se encuentra un poco degradada con tanto turista, sobre todo en verano.

    Marsaxlokk, una visita imprescindible en Malta

    Si quieres seguir leyendo sobre Malta, en este artículo os recomendamos las mejores cosas que hacer en Malta, una guía básica con todas las visitas imprescindibles que tienes que hacer en esta pequeña isla mediterránea. 💥

    Espero que este artículo os haya dejado con la miel en los labios y que visitéis Marsaxlokk, una fantástica forma de descubrir el lado más tradicional, menos turístico y más coqueto de Malta. Estoy seguro de que os va gustar. En cualquier caso, no dejéis de leer el resto de artículos que hemos dedicado a los principales destinos malteses: