Qué ver en Bratislava en 9 visitas alucinantes (2021)

  • Por
  • cosas que ver en bratislava

    Relegada a un segundo plano por las ciudades del triángulo imperial (Praga, Viena, Budapest), la incomprendida Bratislava es monumental, bella, divertida y muy energizante. Es una ciudad que te atrapa, de experiencias cortas pero muy intensas y que te abre a la mente a todos los aquellos destinos de Europa del Este que, sin ser tan conocidos, desprenden un áurea y un atractivo absolutamente incomparable. Para que no te falte de nada en la capital de Eslovaquia, hoy te traigo un recorrido por lo mejor que ver en Bratislava, 9 visitas alucinantes para dejarte con el mejor de los sabores de boca.

    Por si esto fuera poco, su ubicación estratégica a una hora de Viena y a menos 250 kilómetros de la capital húngara la convierten en una visita absolutamente imprescindible. Conviene no caer en la tentación de dedicar menos de un día completo a la ciudad. Tiene mucho más que ofrecer al turista de lo que pensamos y suele ocurrir que, una vez allí, su encanto te acaba conquistando.

    Qué ver en Bratislava en 9 visitas alucinantes

    1. El castillo de Bratislava, el primer lugar que ver en Brastislava

    que ver en bratislava
    El castillo de Bratislava

    Enclavado en una colina del centro de la ciudad (Burgberg), el castillo de Bratislava (Bratislavský hrad) es uno de los lugares más simbólicos de la capital de Eslovaquia. Con una ubicación privilegiada desde la que se divisa Austria e incluso algunos puntos de Hungría, sirvió de residencia durante décadas para la monarquía húngara. Construido en el siglo IX, la reconstrucción que sufrió a mediados del siglo pasado le dio su aspecto actual: un recatado y absolutamente precioso edificio de inmaculado color blanco y cúpulas rojizas. Es un lugar con mucha simbología para los eslovacos, pues fue ocupado por las tropas del Pacto de Varsovia en el transcurso de la Primavera de Praga cuando todavía era territorio soviético, y aquí tuvo lugar la firma de la Constitución eslovaca que lo consagró definitivamente como un país moderno.

    Para subir hasta él no necesitarás más de 15 minutos y a cambio podrás disfrutar de una fantástica panorámica del centro de la ciudad. Además, en su interior alberga el museo nacional de Eslovaquia y a escasos metros se sitúa el edificio del Parlamento nacional.

    Reserva aquí un free tour por Bratislava y disfruta de una ruta por lo mejor de la capital eslovaca en la que descubrirás algunos de sus principales atractivos, entre ellos la catedral o el castillo. 🚀

    2. El Slavín

    que ver en bratislava 2 dias
    El Slavín

    Como toda ciudad ex-soviética que se precie, el Slavin es la expresión más significativa de ese particular estilo estalinista y brutalista que impregnó durante décadas la arquitectura los países del Este. Este caso, se trata de un monumento poco estético pero muy emblemático que recuerda a los más de 7.000 soldados soviéticos que cayeron en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial intentando tomar la Bratislava, en esos momentos en manos de las tropas de la Alemania nazi. Como todo en este tipo de espacios, la simbología lo es todo: fue inaugurado en 1960 para conmemorar los 15 años de la liberación de la ciudad y en lo más alto de su obelisco de 42 metros de altura se encuentra una figura de un soldado soviético.

    3. La catedral de san Martín

    que ver en bratislava en tres dias
    La catedral de san Martín

    Situado en pleno centro de la ciudad, la catedral de san Martín y su peculiar forma la han convertida una de las atracciones más importantes que ver en Bratislava. Fundada en el año 1311 sobre el emplazamiento de una antigua iglesia, los problemas de financiación que sufrió hizo que se necesitaran más de 120 años en construirla. Con el paso de los años, incendios, terremotos, guerras y conflictos han terminado por perfilar su apariencia actual y el estilo gótico del que disfruta. Humilde y sin excentricidades, parece mentira que durante más de 300 años fuera el lugar de coronación de los monarcas húngaros – de hecho, el pico de la torre está coronada por una réplica de la corona de san Esteban.

    4. La plaza y el palacio del Primado

    bratislava que ver en dos dias
    El palacio del Primado

    Pequeña y coqueta plaza a escasos metros de los principales lugares de interés que ver en Bratislava, la plaza del Primado es uno de espacios más acogedores y encantadores de la ciudad. Se encuentra presidida por el palacio del Primado, un fantástico edificio de estilo neoclásico construido a finales del siglo XVIII que alberga actualmente las dependencias del ayuntamiento de Bratislava. Sin embargo, no son estos sino el ambiente y la atmósfera que se respira en ella lo que la hacen especialmente única.

    5. La iglesia de Santa Isabel

    que ver en bratislava en 4 dias
    La iglesia de Santa Isabel

    No voy a mentir, hay poco lugares tan polarizantes y que generen tantos sentimientos encontrados como la iglesia de Santa Isabel. Desde luego mejor no ir con imágenes preconcebidas ni patrones amoldados porque este pequeño templo religioso y su particular estilo art-noveau de color azul ha roto con todos los manuales de historia del arte. Absolutamente vibrante pero poco elegante y recatada, fue levantada a principios del siglo XX por el famoso arquitecto Ödön Lechner, apodado el Gaudí húngaro, para dotar a la ciudad de un nuevo templo religioso y dedicárselo a Isabel de Hungría. Aunque está alejado de los principales lugares que ver en Bratislava, la originalidad y su extravagancia la convierten en un lugar único que solo podrás degustar con tus propios ojos.

    6. El palacio Grassalkovich

    10 cosas que ver en bratislava
    El palacio Grassalkovich

    Actual residencia del presidente de la república, el palacio Grassalkvich es un fabuloso edificio de estilo barroco construido en el año 1760 para albergar la residencia del conde Anton Grassalkovich, aristócrata de origen húngaro y consejero de la reina María Teresa I de Austria. Su historia ha estado ligada indiscutiblemente a la música, en él se han estrenado obras del compositor austriaco Joseph Haydn, y al poder, habiendo sido sede de la primera república eslovaca de Jozef Tiso y de diferentes organismos del partido comunista durante la Eslovaquia soviética. A pesar de que actualmente no es posible visitar su interior, sí se puede acceder a su precioso jardín francés y divisar su maravillosa fuente en forma de globo terráqueo, toda una oda a la paz y la libertad.

    7. Hlavné námestie

    que ver en bratislava pdf
    Hlavné námestie

    Posiblemente uno de mis lugares favoritos que visitar en Bratislava, la Hlavné námestie es el centro neurálgico del Staré Mesto, esto es, el casco viejo de la ciudad. Apodada durante treinta años de ocupación soviética como plaza 4 de julio (fecha en la que la ciudad fue liberada por las tropas soviéticas del yugo nazi), pisarla supone trasladarte 300 años atrás en el tiempo y difrutar de una de las estampas más encantadoras de la ciudad. Con un curioso mix urbanístico en el que no faltan el antiguo ayuntamiento de Brastislava, pequeños edificios barrocos, una fabulosa fuente en honor a Maximiliano II y la encantadora iglesia de los Jesuitas, es uno de esos lugares que bien merece detenerse y dejar pasar el tiempo.

    8. La puerta de san Miguel

    que ver en bratislava en 2 dias
    La puerta de san Miguel

    Durante cerca de 300 años, una vez que los monarcas húngaros eran coronados en la catedral de san Martín desfilaban, como si de una procesión religiosa se tratase, hasta la puerta de san Miguel, entonces parte de las murallas de la ciudad, para realizar un juramento ante el arzobispo de la ciudad. Puede que poco o nada queden de aquellos tiempos, pero todavía es posible advertir la carga histórica de la puerta medieval que explicita, como ninguna, el devenir de la capital eslovaca. Es la última de las puertas que se conservan del conjunto de murallas que protegieron Bratislava y es uno de los monumento más antiguos de la ciudad. Eso sí, cuando cruces por ella recuerda no hablar. Cuenta la leyenda que quien lo hace, la muerte le espera en 1 año y 1 día. También se puede subir a lo más alto y disfrutar de unas fantásticas vistas de la ciudad vieja, el Castillo y los alrededores.

    9. La torre UFO

    bratislava que ver en 1 dia
    La torre UFO

    Al margen de su cuestionable atractivo arquitectónico con forma de OVNI gigante, la torre UFO se ha convertido con el paso de los años en todo un símbolo que ver en Bratislava. Construido como parte del puente SNP (Slovak National Uprising), que lleva el nombre del Levantamiento Nacional Eslovaco de 1944, conecta las dos orillas del Danubio ofreciendo desde su observatorio una panorámica absolutamente única de la ciudad. Con más de 95 metros de altura, fue construido en el año 1967 y actualmente no solo es el más famoso de los puentes que cruzan Bratislava pero también uno de los testimonios más indiscutibles de la presencia soviética en el país.

    Conoce el pasado más cercanos y algunas historias de la Eslovaquia soviético con este tour por el comunismo en Bratislava. Un recorrido muy interesante que te recomendamos encarecidamente. 💥

    A pesar de que los precios en Bratislava son sustancialmente más bajos que en Europa Occidental, Eslovaquia no es ajena a la popularidad que han ido adquiriendo los destinos de Europa del Este y los precios se han encarecido, así que conviene reservar con antelación. Nosotros os recomendamos el Hotel Radisson Blu Carlton, céntrico, moderno y asequible; aunque a continuación os dejamos un mapa de Booking con algunos descuentos y ofertas para que le echéis un vistazo:

    Booking.com

    Hasta aquí ha llegado este repaso por la capital de Eslovaquia. Espero que este artículo sobre las mejores cosas que ver en Bratislava te haya servido de utilidad y, sobre todo, te anime a descubrir todas las bondades que ofrece este y otros países de Europa del Este. Mientras tanto, ¿has pensado en hacer una visita a Viena? ¿o bien a Budapest? Ambas dos están a menos de 1 y 2 horas respectivamente y complementan a la perfección a la capital eslovaca. ¡Hasta la próxima!