10 cosas que ver en Ginebra en un día: imprescindibles (2021)

  • Por
  • que ver en ginebra

    A orillas del lago Lemán (que comparte con la bella Lausana), en la francófona Ginebra conviven unos 200.000 habitantes de más de 180 nacionalidades diferentes y entre los que el 40% de la población es extranjera. Considerada la capital de la diplomacia y de la paz, no son pocas las organizaciones internacionales (entre ellas la ONU) que han elegido a la segunda ciudad de Suiza para instalarse. Tampoco escasean los turistas, que aprecian la cantidad de lugares que hay que ver en Ginebra y que abarcan desde un pintoresco paseo marítimo, a una catedral neoclásica del siglo XII vinculada a Calvino o una interesante oferta museística.

    Pero, ante todo, Ginebra es una ciudad urbanita, cosmopolita, caprichosamente rica y encantadora. Es una urbe que ha hecho de su posición en el centro de Europa una de sus principales virtudes y que puede presumir de ser una de las ciudades con mejor calidad de vida del mundo. En definitiva, la intersección entre cultura, política, diplomacia y naturaleza es el gran atractivo con el que cuenta Ginebra. ¡Ven con nosotros a descubrir las 10 mejores cosas que ver en Ginebra en un día!

    10 cosas que ver en Ginebra en un día: imprescindibles

    Los lugares más importantes que ver en Ginebra son:

    • El Jet d’Eau
    • El Jardín Inglés y el reloj de flores
    • La catedral de Saint-Pierre
    • El Palacio de Naciones Unidas
    • La silla rota
    • El museo Swatch
    • El museo de Historia Natural
    • El museo Patek Philippe
    • El lago Lemán
    • El Monumento Internacional de la Reforma

    1. El Jet d’Eau, el primer lugar que ver en Ginebra

    que ver en ginebra en un dia
    El Jet d’Eau

    Nuestra primera recomendación que ver en Ginebra es el famoso Jet d’Eau, posiblemente uno de los monumentos más famosos de toda la ciudad y que poca introducción necesita. Se trata un enorme chorro de más de 140 metros de altura que expulsa agua a una velocidad superior a los 200 kilómetros. Es un lugar fascinante y, además, no tienes que buscarlo porque se divisa desde prácticamente cualquier punto de la ciudad.

    ☞ Reserva aquí un tour al completo por Ginebra, una fantástica forma de descubrir la ciudad.

    2. El Jardín Inglés y el reloj de flores

    que ver en ginebra y alrededores
    El reloj de flores del Jardín Inglés

    En pleno Jardín Inglés, uno de los parques urbanos más conocidos que ver en Ginebra, se encuentra el reloj de flores, una magnífica ofrenda a la maestría relojera de la que pueden presumir los suizos y que fue diseñado en el año 1995 para conmemorar el 125 aniversario de la fundación del Comité Internacional de la Cruz Roja – que, como sabéis, fue fundado en la ciudad de Ginebra. Esta compuesto por más de 6.500 flores diferente y, como curiosidad, contaros que en función de la temporada os encontraréis con plantas y colores diferentes. ¡Una pasada!

    3. La catedral de Saint-Pierre

    que ver en ginebra en 3 dias
    La catedral de Saint-Pierre en Ginebra

    La catedral de Ginebra viene a romper con el mito de que la capital de la diplomacia no destaca especialmente por su patrimonio histórico. Se trata de un magnífico templo religioso del siglo XII que, aunque en sus orígenes estaba consagrada al culto católico, con la llegada de Calvino y Martín Lutero, se convirtió al protestantismo – a pesar de que, en la actualidad, el cantón de Ginebra es uno de los más católicos del país. Si en su exterior no defrauda con sus columnas de estilo neoclásico, en su interior alberga una silla de madera centenaria que, supuestamente, utilizó el mismísimo Calvino.

    Está abierta todos los días de 10:00 a 19:30 y la entrada es gratis. Además, tenéis la posibilidad de subir lo más alto de la torre (5 CHF) para obtener una fantástica panorámica de la ciudad – actividad que os recomendamos.

    4. El Palacio de Naciones Unidas

    ginebra que ver en 3 dias
    El Palacio de Naciones Unidas

    El apodo de Ginebra como «ciudad de la paz» no ha sido elegido de forma arbitraria sino que se explica por el tradicional papel que la ciudad ha desempeñado en la cultura de la diplomacia. Por su ubicación estratégica en el centro de Europa y la posición de neutralidad que Suiza ha mantenido durante los últimos 200 años, la ciudad francófona ha servido de sede para numerosas instituciones humanitarias y pacíficas, entre ellas la Cruz Roja. En este sentido, Ginebra puede presumir de albergar una de las 4 sedes mundiales de la ONU y la segunda más importante después de la de Nueva York.

    Situada en la zona norte de la ciudad (un poco apartada aunque fácilmente conectada por el tranvía 15 – gratuito para los turistas), podéis acercaros hasta el Palacio de Naciones Unidas, un precioso edificio construido a principios del siglo XX por el prestigioso arquitecto Le Corbusier y que actualmente acoge numerosas instituciones de Naciones Unidas, no solo en este edificio pero a lo largo de toda la ciudad, como la Organización Internacional del Trabajo o la Organización Mundial de la Salud.

    5. La silla rota

    que visitar en ginebra en dos dias
    La silla rota. Wikimedia / Ninad Chitnis

    Parecerá una auténtica banalidad, pero lo cierto es que uno de mis lugares favoritos que ver en Ginebra es la famosa Broken Chair, en español Silla Rota. Se trata de una gigantesca escultura de más de 12 metros de altura del artista suizo Daniel Berset que pretende concienciar a los líderes políticos y a la sociedad en el rechazo a las minas antipersonas y las bombas racimo. Fue instalada en 1997 frente al Palais des Nations unos meses antes de la Convención de Ottawa buscando que más países se adhirieran, aunque después se mantuvo en el mismo espacio. Es chulísima y suele estar bastante concurrida, sintomático de que llama bastante la atención.

    6. El museo Swatch

    que visitar en Ginebra
    El museo Swatch

    Si sois fanáticos de la marca Swatch (por supuesto de origen suizo aunque no ginebrino), no os podéis perder el pequeño museo que la marca tiene abierto en el Pont de la Machine. Sin grandes parafernalias ni aspiraciones, ofrece un pequeño recorrido por los distintos modelos que la empresa ha ido lanzando al mercado a lo largo de los años. ¿Lo mejor? La entrada es completamente gratuita, así que no tienes razón alguna para no darte una vuelta por él.

    7. El museo de Historia Natural

    viaje a ginebra suiza
    El museo de Historia Natural de Ginebra. Wikimedia / Philippe Wagneur

    Lo cierto es que la oferta museística y cultural de Ginebra es bastante potente y variada y abarca diferentes temáticas que la convierten en una de las mejores de toda Suiza. Sin embargo, si tuviese que quedarme con un espacio en concreto sería con el museo de Historia Natural. Localizado en la zona este de la ciudad, un poco alejado del resto de atracciones que ver en Ginebra, alberga una importante colección de fósiles, especímenes de dinosaurios y animales disecados así como diferentes exposiciones explicadas de forma amena e interactiva. Como siempre, este tipo de museos son ideales para ir con niños y, en este caso concreto, todavía más porque la entrada es gratuita. ¡Imposible perdérselo!

    8. El museo Patek Philippe

    que hacer en ginebra
    El museo Patek Philippe. Flickr / Christina_Flickr1

    Considerado por la propia empresa como un templo de la relojería mundial, el museo Patek Philippe fue abierto en el año 2001 en la zona suroeste de la ciudad y ha sido descrito como uno de las galerías de relojes más importantes del mundo. Si eres un apasionado de estos, en su interior te encontrarás con una fabulosa colección, algunos de los cuales con más de 500 años de antigüedad, que demuestran que la tradición y el potencial relojero de Suiza está vivo que nunca. La entrada tiene un precio de 10 CHF.

    9. El lago Lemán

    ginebra suiza ciudad
    El lago Lemán

    Ahora bien, si hay un lugar en concreto en el que vas a disfrutar de Ginebra, por encima de cualquier museo o monumento concreto, ese es el lago Lemán, epicentro de la vida turística y local ginebrina. Paseando por él puedes saborear una de las estampas más coquetas y encantadoras que ofrece Ginebra, disfrutar de los patos y cisnes que habitan el lago y apreciar el ambiente multicultural que se mueve en la ciudad. Si no estas demasiado cansado, te recomendamos que llegues hasta la apodada como playa de Ginebra, una zona de césped y arena artificial a orillas del lago Lemán donde puedes darte un chapuzón.

    Os recomendamos que reservéis un un paseo en barco por el lago Lemán. Es una opción fantástica y la panorámica de la ciudad es fabulosa. ¡No os lo perdáis! 🚀

    10. El Monumento Internacional de la Reforma

    Ginebra, Suiza
    El Monumento Internacional de la Reforma

    Situado en pleno parque de Bastiones y al lado del campus de la Universidad de Ginebra, el monumento Internacional de la Reforma nos recuerda que Ginebra desempeñó un papel crucial en la reforma protestante. Fue construido a principios del siglo XX en honor al cuarto centenario de Calvino – que vivió varios años y murió en Ginebra – y en él se representan algunas de las figuras más importantes del protestantismo: además del propio Calvino, Guillaume Farel, Teodoro de Beza o John Knox, entre otros. Además, es un lugar ideal para hacer un picnic o tomarse un descanso al aire libre.

    Ginebra aparece de forma continua en todos los listados sobre ciudades más caras del mundo y ciertamente lo es. El nivel de vida es muy alto y los precios de los alojamientos y hoteles se sitúan entre los más altos de toda Europa. Por ello, a continuación os dejamos un mapa de Booking con algunos descuentos para que ahorréis al reservar vuestra próxima escapada.

    Booking.com

    Hasta aquí ha llegado nuestro artículo sobre que ver en Ginebra. Espero que nuestra selección le haga justicia a la ciudad y os animéis a visitarla porque ciertamente creo que es una ciudad muy especial que tiene mucho que ofrecer al turista – al margen de las grandes atracciones. Si te ha gustado este post, te recomiendo que eches un vistazo al resto de artículos que hemos escrito sobre Suiza, entre los que se incluyen: