Qué ver en Lisboa en 3 días, ¡para alucinar! (2024)

19 min. de lectura

Nos vamos a la capital de Portugal, Lisboa, que con sus más de 20 siglos de historia custodia en sus siete colinas algunas de las joyas más preciosas de la arquitectura portuguesa. Ubicada en la orilla derecha del Tajo, que con su omnipresente presencia marca el devenir de la ciudad, justo donde el río se ensancha para desembocar en el Atlántico, la luminosa y moderna Lisboa sigue conservando todo el encanto de su pasado.

qué ver en lisboa
La Plaza del Comercio

Lisboa, la más antigua de las ciudades portuguesas y una de las primeras fundadas en tierras europeas, es perfecta para una escapada de unos días. Además, las temperaturas son agradables durante prácticamente todo el año, aunque siempre hay que huir de los días más calurosos del verano, y la gastronomía es sencillamente deliciosa. Así que, sin más dilación, aquí os dejamos un recorrido por los lugares imprescindibles que visitar en Lisboa, una guía super completa para no perdernos nada.

Qué ver en Lisboa en 3 días, ¡para alucinar!

1. La Plaza del Comercio

Recién llegados a la capital lisboeta, nos trasladamos a la Plaza del Comercio, un buen punto de partida para empezar a tomarle el pulso. Proyectada en 1758, era la antigua puerta de entrada a la ciudad y se encuentra totalmente abierta al río. Se trata de una gigantesca explanada presidida por una estatua ecuestre del rey José I, de 14 metros de altura y realizada en bronce, rodeada de figuras que representan la reconstrucción de Lisboa después del terremoto que sacudió la ciudad en 1755. De hecho toda la zona se conoce como Baixa Pombalina, en homenaje al Marqués de Pombal, que mandó reconstruirla.

lisboa que ver en 2 dias
La Plaza del Comercio

Los edificios que rodean la plaza albergan organismos gubernamentales y bajo los soportales hay instalados numerosos bares y restaurantes, muy agradables para tomarse algo por las preciosas vistas de las que disfrutan. Y al norte de la plaza destaca el Arco da Rua Augusta, inspirado en el Arco del Triunfo de París, que da acceso a la Rua Augusta, la arteria principal de la Baixa. Por cierto, este es el lugar donde lisboetas y visitantes despiden el año en Nochevieja. Es, sin duda, la plaza más importante que ver en Lisboa.

Os recomendamos que reservéis un free tour por Lisboa. Es gratis y podéis obtener una visión general de la ciudad.

Paseo en barco + Tour por Belem

La Lisboa Card también puede ser un complemento indispensable para tu viaje por Lisboa.

Paseo en velero por Lisboa

Free tour de los misterios y leyendas de Lisboa

2. La Catedral de Lisboa

La Catedral, también conocida como la Sé, es el monumento religioso más destacado que ver en Lisboa, y también el más antiguo. Su origen se remonta al año 1150 en que la mandó construir Alfonso Henriques, primer rey de Portugal, tras la conquista de la ciudad a los musulmanes, y sobre las ruinas de una mezquita que anteriormente había ocupado un templo romano. Podemos decir que es el único edificio lisboeta de estilo románico, a pesar de que tras haber quedado gravemente dañado por el seísmo de 1755 y las posteriores remodelaciones, encontramos una mezcla de diferentes estilos arquitectónicos.

lisboa mapa portugal
La Catedral de Lisboa

Desde el exterior parece más una fortaleza que una iglesia, y su aspecto es de una gran sencillez, con su rosetón y sus dos campanarios gemelos. En su interior, también muy austero, destaca el claustro del rey Dinis I, el deambulatorio, una pìla del siglo XII o las capillas alfonsinas. También es digno de mención el Tesoro de la Catedral, formado por algunas piezas notables y las reliquias asociadas a San Vicente, patrón de Lisboa.

FREE TOURS EN LISBOA

Los que nos conocéis sabéis que no hay viaje en el que no hagamos un free tour. Desde hace años es una de esas actividades que intentamos realizar siempre que podemos y prácticamente nunca nos han decepcionado. Como siempre, y en la capital portuguesa más, os recomendamos que reservéis uno de los free tours por Lisboa el primer día que lleguéis: os dará una buenísima idea general para, más tarde y por vuestra cuenta y ritmo, seguir descubriendo la ciudad.

Hay una cantidad ingente de opciones y posibilidades, desde un tour por el Lisboa más general, a otro centrado en la zona de Alfama (mi zona favorita de la ciudad) o la rompedora Belem. Como os decimos, las opciones son enormes y los tres que os hemos propuesto anteriormente son un buen punto de partida. Además, la gente de Guruwalk ha sacado recientemente un app para reservar free tours que te lo pone todavía más fácil. ¿Qué más podemos decir?

3. Alfama

Siempre decimos que si hay una zona que visitar en Lisboa que nos enseñe la cara más auténtica de la ciudad esa es, sin duda, Alfama. En la parte más elevada de la capital, se extiende uno de los barrios más antiguos. De hecho, todavía conserva el viejo trazado urbanístico de la época árabe, en el que un laberinto de estrechas callejuelas se abre paso entre plazuelas, empinadas cuestas y escaleras. Alfama resistió bastante bien el gran terremoto de 1755, por lo que ha conservado en buen estado pintorescos edificios históricos.

que ver en lisboa en 3 dias
Alfama

Paseando por el barrio descubrimos el Mirador de Santa Lucía, con preciosos azulejos, desde el que se obtiene una hermosa panorámica de Alfama y el río Tajo, ¡ideal para contemplar el atardecer! Otro espacio encantador desde el que disfrutar de los tejados rojos y las tradicionales casas es el Mirador de Portas do Sol. Frente a éste, en un antiguo palacete del siglo XVIII, el Palacio de Azurara, se ubica el Museo de Artes Decorativas Portuguesas, con una amplia colección de mobiliario, telas, cerámicas y pinturas.

También es muy interesante el Museo Nacional del Azulejo, en el claustro del Convento de la Madre de Deus, ya lindando con el Parque de las Naciones, uno de los mejores del mundo de sus características. Y no queremos dejarnos atrás la sorprendente Casa dos Bicos o Casa de los Picos, un curioso palacio del siglo XVI con influencias italianas y estilo manuelino, que perteneció a Alfonso de Alburquerque, virrey de la India. Actualmente es la sede de la Fundación José Saramago.

que ver en lisboa en 4 días
El Mirador de Santa Lucía

No podemos dejar de reseñar en el barrio de Alfama algunas pequeñas iglesias como la Iglesia de Sâo Vicente de Fora, que guarda detrás del altar mayor el mayor órgano de Lisboa o la Iglesia de Santo Estêvão, fundada por Dom Dinis en 1773. Y si hablamos de arquitectura civil, el Palacio Teles de Menezes, con una preciosa fachada y azulejos en el jardín, nos dan idea de porqué ésta es una de las zonas más encantadoras de toda Lisboa.

Reservad aquí un free tour por el Barrio de Alfama y disfrutad del barrio lisboeta. ¡Además es gratis!

¡Si queréis seguir leyendo sobre Alfama, en este artículo os contamos qué visitar en 8 paradas imprescindibles!

Tour por Alfama y el Castillo de Jorge

4. El Castillo de San Jorge

No podía faltar en nuestra lista de los lugares imprescindibles de Lisboa, el Castillo de San Jorge, desde el que se disfruta de una vista espectacular sobre la ciudad y el estuario del río Tajo. Su origen es visigodo, del siglo V, pero a lo largo de su historia ha pasado por incontables manos. Perteneció a los árabes, luego fue cristiano, más tarde residencia real, y posteriormente se convirtió en prisión, teatro y almacén de armas. Situado en el barrio de Castelo, es este un lugar verdaderamente privilegiado.

que ver en belem lisboa
El Castillo de San Jorge

En el centro de la explanada principal se alza la estatua de Alfonso Henriques, primer rey portugués y conquistador de Lisboa. El terremoto de 1755 deterioró seriamente las murallas del castillo y la reforma posterior añadió zonas ajardinadas. Paseando por el recinto amurallado es posible ver las murallas reconstruidas, las almenas y torres e incluso algunos de los cañones. La torre principal es la Torre de Ulises, en la que se ha instalado una Cámara Oscura, que permite captar magníficas panorámicas de 360º de la ciudad.

SEGURO DE VIAJE A PORTUGAL

Siempre, pero todavía más ahora, en el contexto en el que vivimos, viajar asegurado es sinónimo de tranquilidad. Por ser ciudadanos europeos, tenéis derecho a la Tarjeta Sanitaria Europea y, por tanto, podéis recibir asistencia en las mismas condiciones que cualquier otro ciudadano europeo. Ahora bien, la TSE no incluye muchas prestaciones, como el derecho a la repatriación, hospitalización o traslado de heridos.

Personalmente, os recomendamos encarecidamente que viajéis siempre con un seguro. Mondo, nuestra aseguradora de confianza, ofrece unas coberturas médicas altísimas por unos 8-10 euros al día. De esta forma, os quitáis preocupaciones y, en caso de necesitarlo, no tendréis sorpresas. Reservad vuestro seguro de viaje a Portugal con descuento aquí.

5. El Convento del Carmo y el Elevador de Santa Justa

En pleno barrio de Chiado, una de las zonas con más encanto de Lisboa, se encuentran las ruinas del Convento del Carmo, única muestra del gótico de la capital portuguesa. Al igual que ocurrió con la mayor parte de la ciudad, fue destruido durante el terremoto de 1755 y solo se conservan algunos arcos, muros y contrafuertes. En la actualidad alberga el Museo Arqueológico Do Carmo.

cosas que ver en lisboa
El Convento do Carmo

Su construcción se remonta al siglo XIV y fue fundado por Dom Nuno Álvares Pereira, condestable del reino, y estaba dedicado a Nuestra Señora del Monte Carmelo. Y aunque el terreno no era el más adecuado para su ubicación, Dom Nuno lo eligió por su identificación con el monte Carmelo en Palestina y porque ésta era una colina opuesta a la del castillo, donde se situaban el palacio real y la catedral. Podemos visitar el Convento del Carmo utilizando para ello el elevador de Santa Justa.

que ver en lisboa y alrededores
El elevador de Santa Justa

El elevador de Santa Justa o elevador do Carmo es una torre de hierro levantada en 1902 por un discípulo de Eiffel que, con sus 45 metros de altura, comunica la Baixa y el Chiado. Está formado por dos ascensores recubiertos de madera en su interior que llegan hasta la Plaza do Carmo. Además en la cima del elevador hay una cafetería y, aunque con frecuencia hay cola para subir, merece la pena pues se disfrutan de unas vistas excepcionales.

¡OJO! TARJETA SIN COMISIONES

La tarjeta Revolut.

6. La Baixa

La Rua Augusta es la arteria principal de la Baixa, la zona más concurrida de Lisboa y el centro neurálgico de compras y restauración, que une la Plaza del Comercio con el verdadero centro de la ciudad, el Rossio. La Plaza Dom Pedro IV, aunque sigue siendo más conocida por su antiguo nombre de Rossio, ha servido de escenario para corridas de toros, desfiles militares y todo tipo de festejos populares. Impresionante es la fachada de la estación de tren de Rossio.

que ver en lisboa 3 días
La Plaza de los Restauradores

En un extremo de la plaza se alza el Teatro Nacional de Doña Maria II, un palacio de estilo neoclásico que fue reconstruido en 1840 y que antes había sido el Palacio del Inquisidor. En el siglo XVI las víctimas de la Inquisición eran quemadas en esta misma plaza, y las sentencias eran firmadas en la Iglesia de São Domingo, un templo próximo. Tras el Rossio, la Plaza de los Restauradores, origen de la Avenida da Liberdade, donde se sitúan las más importantes tiendas de lujo.

Merece la pena pasear por alguna de las calles cercanas como la calle de Ouro, la calle de la Prata, antes dedicadas al comercio de joyas, o la de los Fanqueiros, dedicada a los tejidos. El último punto de interés en la Baixa es la Plaza del Municipio, presidida por una picota del siglo XVIII, una columna en espiral rematada con una bola dorada que antiguamente era utilizada para azotar a los prisioneros. Aquí se ubica también el edificio del Ayuntamiento.

7. La Torre de Belém

Casi tocando el río, el rey Manuel I mandó construir una torre de vigilancia que protegiera la entrada del puerto, y que en la actualidad se ha convertido en uno de los grandes símbolos portugueses de la época de los descubrimientos. Y es que la Torre de Belém, un imprescindible que ver en Lisboa, es un maravilloso edificio de estilo manuelino declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

que ver en lisboa 2 dias
La Torre de Belém

Este monumento, quizá el más fotografiado de Lisboa, fue concebido entre los años 1515 y 1519 por Francisco de Arruda. En la decoración exterior abunda la influencia árabe, mientras que en balones y barandillas predomina el estilo veneciano. Además, la Torre de Belem muestra una de las primeras representaciones escultóricas de animales africanos en Europa, en este caso un rinoceronte. Desde arriba podréis disfrutar de sus espectaculares vistas.

Si queréis seguir leyendo sobre este barrio, no os perdáis nuestro artículo sobre Belém, el barrio más monumental de Lisboa

Free tour por Belém

8. El Monumento a los Descubrimientos

También junto al río y a pocos metros de la Torre de Belém se encuentra el Monumento a los Descubrimientos. Fue erigido en 1960 para conmemorar los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante, uno de los más ilustres portugueses y gran impulsor de los descubrimientos. Situado sobre una explanada, denominada Terreiro da Boa Esperança, que está decorado con un mosaico que representa una rosa de los vientos de 52 metros de diámetro, en cuyo interior hay un mapamundi donde se señalan las hazañas de los marinos portugueses.

que ver en lisboa
El Monumento a los Descubrimientos

El monumento es una especie de carabela de más de 50 metros de altura, cuya proa está presidida por el Príncipe Enrique y, justo tras él, se encuentran 21 personajes históricos de la época los descubrimientos, desde el poeta Camôes al pintor Nuno Gonçalvez. Su interior acoge exposiciones temporales, y un ascensor conduce a la sexta planta desde donde hay unas vistas magníficas.

Está abierto de martes a domingo de 10:00 a 17:30 (en verano hasta las 18:30). La entrada cuesta 3 euros.

Aquí podéis reservar un Tour por Belem, mientras que os recomendamos encarecidamente que hagáis un reserva lo antes posible de un free tour por Belem (absolutamente recomendable).

9. El Monasterio de los Jerónimos

Nuestro tercer imprescindible en el barrio de Santa María de Belém es el Monasterio de los Jerónimos, uno de los principales emblemas de la ciudad que hay que visitar en Lisboa de manera inexcusable. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue encargado por el rey Manuel I para conmemorar el regreso de la India de Vasco de Gama. Se asienta sobre una antigua ermita fundada por Enrique el Navegante.

que ver en lisboa en 2 dias
El Monasterio de los Jerónimos

La verdad es que no podemos dejar de admirar su suntuosa fachada de mármol blanco que convierten el monasterio en uno de los más bellos ejemplos del estilo manuelino. Destacan la portada principal y lateral y un impresionante claustro que guarda las cenizas del escritor Fernando Pessoa. En su interior acoge los sepulcros de Manuel I y algunos otros reyes, y de personajes ilustres en la historia de Portugal como el mismo Vasco de Gama o Camôes. Y en dos edificios anexos se ubican el Museo Nacional de Arqueología y el Museu da Marinha.

Está abierto de martes a domingo de 10:00 a 17:00 y podéis sacar aquí las entradas al Monasterio de los Jerónimos, que incluye además la visita a la Torre de Belém.

10. El Chiado, Barrio Alto, Estrela y Santa Catalina

En esta guía de nuestros imprescindibles que ver en Lisboa no podemos dejar de incluir una visita al Chiado, uno de los barrios más bohemios y con más encanto de la capital lisboeta, entre la Baixa, el Carmo y el Barrio Alto. En él podemos disfrutar de bares y restaurantes como el café A Brasileira, de estilo art-nouveau, en cuya terraza se puede ver una escultura de Fernando Pessoa, y de todo tipo de comercios, algunos tan especiales como la librería Bertrand, fundada en 1732.

Punto de encuentro de jóvenes, artistas e intelectuales, y una de las zonas con más vida de la ciudad, encierra también una parte importante del patrimonio de la capital portuguesa. Es el caso del Teatro Nacional de San Carlos, en la plaza en la que una estatua recuerda que aquí nació Pessoa, uno de los más bellos de Europa, o el Museo Nacional de Arte Contemporáneo, con una amplia colección de obras de arte portugués del siglo XX.

que ver en lisboa en 3 días
Teatro Nacional de San Carlos

El elevador de Santa Justa no solo comunica la Baixa con el Chiado, sino también con el Barrio Alto, uno de los más atrayentes de la ciudad. Aquí sorprende la austeridad exterior de la Iglesia de San Roque con su majestuoso interior. Desde Casi do Sodré, al sur del barrio, podemos tomar el elevador de la Bica y explorar el laberíntico barrio de Santa Catalina. Por cierto, muy apetecible resulta también darse una vuelta por el Mercado da Ribeira.

El funicular nos dejará junto a la bellísima Plaza de Luís Camôes, presidida por un monumento al escritor portugués. Desde el Mirador de Santa Catalina hay unas vistas estupendas sobre el río y el Puente 25 de abril. Aunque verdaderamente impresionante es el Puente Vasco de gama, el mayor de Europa. Por último, no os perdáis el Palacio de Sâo Bento, un edificio de estilo neoclásico, sede de la Assembleia da República, el Parlamento portugués, o la Basílica de Estrela, de 1779.

que ver en lisboa en 2 días
Barrio Alto

11. El Museo Nacional de Arte Antiguo

Y nos vamos de museos porque tenemos que visitar en Lisboa el Museo de Arte Antiguo, la mejor colección de arte de todo Portugal. Está ubicado en el Palacio de los Condes de Alvor o Palacio de las Janelas Verdes, un edificio del siglo XVII, donde anteriormente se levantaba un convento carmelita del que solo queda una capilla barroca. Podemos decir que es el museo más completo de toda la ciudad.

que ver en lisboa en un dia
El Museo Nacional de Arte Antiga

En su interior se exponen notables pinturas de maestros de la escuela portuguesa, además de colecciones permanentes de artistas europeos. También se exhiben ejemplos interesantes de escultura religiosa, la más importante colección de objetos en plata y oro en Portugal y magníficas piezas de artes decorativas, cerámica portuguesa y oriental de los siglos XVI a XVIII, mobiliario, alfombras y textiles.

12. La Fundación Calouste Gulbenkian

Y otro de los principales atractivos culturales de Lisboa pasa por la Fundación Calouste Gulbenkian, uno de los tesoros más desconocidos que ver en la ciudad. Su origen se remonta a la gran colección de arte del magnate del petróleo Calouste Gulbenkian. La visita permite realizar un recorrido por toda la historia del arte pues todas las grandes civilizaciones están representadas aquí, desde el arte egipcio, griego y romano pasando por el arte oriental de Persia, Turquía, Siria o Armenia hasta obras de los grandes maestros de la pintura europea como Rembrandt o Rubens.

lisboa que ver en 3 dias
La Fundación Calouste Gulbenkian

Pero el interés de este museo no reside únicamente en la calidad de las obras, sino también en el edificio que las alberga y sobre todo en sus espectaculares jardines, un oasis en medio de la ciudad. El jardín Calouste Gulbenkian se configura como un amplio espacio de ocio y cultura, en el que se ofrecen conciertos en verano y que acoge el Centro de Arte Moderno, dedicado al arte moderno y contemporáneo portugués, y la sede de la Fundación Calouste Gulbenkian.

HOTELES EN LISBOA

La verdad es que es difícil señalar de forma exacta cuál es la mejor zona para alojarse en Lisboa. Es una ciudad grande, pero la mayoría de los lugares de interés (a excepción de Belém) se encuentran cerca unos de otros. Para nosotros, la Avenida de la Libertad y la Baixa serían zonas predilectas a la hora de buscar alojamiento. Concretamente nos alojamos en el Hotel Príncipe Real: bien situado y a un precio bastante asequible. Incluye, además, el desayuno, así que lo recomendamos.

Junto a este, os dejamos tres recomendaciones adicionales y un mapa con descuentos en alojamientos de Booking:

Booking.com

13. El Palacio da Pena

Junto con toda la oferta que ver Lisboa, también se pueden realizar agradables recorridos por sus alrededores. Así que nos acercamos a Sintra, hermosa localidad situada al pie de una sierra, y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Lo más llamativo de esta villa, elegante y aristocrática, es el Palacio da Pena, edificado en la época del romanticismo para servir de residencia veraniega a los reyes de Portugal. Además, también se creó un precioso parque de estilo inglés.

que ver en lisboa 3 dias
El Palacio da Pena

Aparte de descubrir las bellas callejuelas adoquinadas, el otro gran monumento que visitamos es el Palacio Nacional de Sintra, que sobresale por sus dos curiosas chimeneas cónicas, levantadas en la Edad Media, y bajo las que se ubicaban las cocinas, donde se preparaban los banquetes reales. La parte principal de la obra data del siglo XIV y fue impulsada por Joâo I, y otras partes corresponden a la ampliación realizada por Manuel I en el XVI.

EXCURSIONES DESDE LISBOA

Un punto a favor de Lisboa es, sin duda, la cantidad de actividades y oportunidades que ofrece en sus alrededores. Esto permite que podáis ampliar tu visita por la capital portuguesa un par de días más sin problemas. La joya de la corona, y también nuestra primera opción, sería acercarnos hasta Sintra. Con el Palacio da Pena, el Palacio da Regaleira o el Castelo dos Mouros, poco le costó que en 1995 la ciudad fuese declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Junto a Sintra, Estoril y Cascais son dos de las visitas más famosas. La primera es una localidad costera estupenda para pasar una tarde y disfrutar de su paseo marítimo, el Chalet Barros, la Playa de Tamariz y el Casino. Cascais, por otro lado, es un poco más monumental y destaca por su arquitectura señorial y su Ciudadela. Otra opción estupenda es una visita al Palacio Nacional de Mapfra, un imponente edificio de dimensiones descomunales, declarado Patrimonio de la Humanidad.

14. El Palacio da Regaleira

Mención aparte merece el Palácio da Regaleira o Palácio do Monteiro dos Milhôes, por el apellido de su primer propietario y el apodo con el que era conocido, un lugar que nos resulta fascinante en Sintra. Su origen se remonta al siglo XVII aunque no es hasta principios del XX cuando adquiere su esplendor actual. En este imponente palacete encontramos una combinación de estilos que aúna herencias románicas, renacentistas, góticas y manuelinas.

que ver en lisboa en 4 dias
El Palácio da Regaleira

Y es que su propietario, Manuel Carvalho Monteiro, era un hombre aficionado al esoterismo que se propuso recrear un ambiente místico recurriendo para ello a una sucesión de grutas, subterráneos, jardines laberínticos, pozos, lagos, cascadas y edificios enigmáticos. Un lugar lleno de misterio que nos resulta fascinante y es uno de nuestro lugares favoritos que ver en Lisboa y alrededores.

15. El Palacio Nacional de Queluz

Muy cerca de Lisboa, el Palacio Nacional de Queluz, justifica sobradamente la visita a la localidad, pues en al año 2000 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Las obras comenzaron en el año 1747 cuando el rey Pedro III encargó transformar su pabellón de caza en un verdadero palacio rococó al estilo de Versalles, de hecho es conocido como el «Versalles Portugués». Cuando contrajo matrimonio con su sobrina María I se decidió ampliar el conjunto añadiendo un recargado pabellón y los magníficos jardines en los que se alternan fuentes, glorietas y estatuas.

que visitar en lisboa
El Palacio Nacional de Queluz

El interior también está lleno de detalles y un diseño muy cuidado. Conviene destacar el Salón del Trono, dedicado a los banquetes reales y las fiestas, o la Sala de los Embajadores, una de las más bellas, donde el rey celebraba las audiencias. Sin olvidar la Sala de Dom Quijote, decorada con pinturas de la vida del ingenioso hidalgo, o el Pabellón de Doña María, donde los dorados y estucos se alternan con suntuosos muebles y lámparas de cristal tallado.

Mapa de las mejores cosas que ver en Lisboa

En este mapa hemos localizado nuestros imprescindibles de Lisboa en 3 días:

Las mejores cosas que ver en Lisboa en 3 días son:

  • La Plaza del Comercio
  • La Catedral de Lisboa
  • Alfama
  • El Castillo de San Jorge
  • El Convento del Carmo y el Elevador de Santa Justa
  • La Baixa
  • La Torre de Belém
  • El Monumento a los Descubrimientos
  • El Monasterio de los Jerónimos
  • El Chiado, Barrio Alto, Estrela y Santa Catalina
  • El Museo Nacional de Arte Antiguo
  • La Fundación Calouste Gulbenkian
  • El Palacio da Pena
  • El Palacio da Regaleira
  • El Palacio Nacional de Queluz

Pues aquí termina nuestra visita por los puntos de interés imprescindibles que ver en Lisboa y alrededores. Nos gusta mucho la ciudad portuguesa, no solo por las afinidades históricas, culturales y, por supuesto geográficas, que también, sino porque ha sabido mantener un encanto especial, entre antiguo y decadente, junto a los toques de modernidad que caracterizan cualquier capital europea. ¿Qué os ha parecido?

Se trata de un recorrido por aquellos lugares, que en nuestra modesta opinión, nadie debe perderse si visita la ciudad lusa y esperamos que os sirva de punto de partida para organizar vuestra próxima escapada a tierras portuguesas. Y si tenéis interés en conocer más en profundidad el país vecino, no tenéis más que consultar alguno de los artículos que hemos dedicado a Portugal. ¡Os esperamos!

¡Reserva con descuento y ahorra!

Gracias a una comunidad de más de 500.000 lectores mensuales podemos ofrecerte multitud de descuentos y ofertas.

¿Te resultó útil este artículo?

Sobre el autor

Pablo Barreda es el fundador y editor de Interrailero. Economista de profesión y bloguero por vocación, lleva viajando por el mundo desde que prácticamente tiene uso de razón. Ha visitado más de 40 países y es considerado uno de los blogueros más influyentes de España. Hace cinco años decidió abrir Interrailero, un blog de viajes en español donde comparte con todos los lectores su pasión por los viajes. Pablo está especializado en viajes urbanos por España y Europa aunque su bitácora abarca desde relatos auténticos hasta recomendaciones cuidadosamente seleccionadas y guías prácticas. Puedes escribirle a [email protected] o consultar su LinkedIn.

Artículos relacionados