Qué ver en Potsdam, ¡guía definitiva! (2024)

13 min. de lectura
Del autor: todas las veces que he estado en Berlín he acabado visitando también Postdam, así que este artículo era de justicia a una de las ciudades más interesantes de toda Alemania. Por lo demás, solo decirte que, para cualquier duda, puedes escribirme por email sin problemas - Pablo.

Uno de los conjuntos palaciegos más espectaculares de toda Europa, decenas de hectáreas de parques y jardines, un bagaje histórico y cultural de vértigo y mucho pero que mucho encanto. Potsdam es un auténtico flechazo a primera vista, una de esas visitas que hay que hacer al menos una vez en la vida. ¡Te lo aseguro! Así que coge mi mano y acompáñame a descubrir los imprescindibles que ver en Potsdam. ¡Qué ganas!

Enclavada a orillas del río Havel, Potsdam alberga una serie de palacios majestuosos que han sido testigos de momentos trascendentales en la historia de Alemania. Todos ellos, declarados Patrimonio de la Humanidad, quedaron intactos tras la Segunda Guerra Mundial. ¡Una auténtica maravilla! De todos ellos y de muchos otros lugares os hablamos en esta guía sobre que ver en Potsdam. ¡Vamos a ello!

¿CÓMO VISITAR POTSDAM?

Lo normal es visitar Potsdam desde Berlín. Está a pocos kilómetros de la capital alemana y suele ser una escapada perfecta para pasar un día (aunque puedes dedicarle más). Hay alrededor de 35 kilómetros entre ambas ciudades y tenéis la opción del transporte público (línea S7 desde Berlín Hbf) o bien la excursión organizada desde Berlín, donde os llevan y os traen y no tenéis que depender de líneas y horarios.

También tenéis la opción del coche de alquiler, sobre todo si pensáis visitar otros lugares del país, como Dresde o Leipzig. Os dejo un enlace del comparador de Rentalcars, que es el que nosotros usamos y siempre tiene los mejores precios.

Qué ver en Potsdam, ¡guía definitiva!

1. La plaza del Mercado Viejo

¡Muy bonita! Nuestros primeros pasos en la ciudad no pueden empezar de otra forma que en la plaza del Mercado Viejo, sin duda, un imprescindible que ver en Potsdam. Esta inmensa y colorida plaza sorprende por sus dimensiones y su curioso mix urbanístico. En el centro de la misma se encuentra un gigantesco obelisco de más de 16 metros de altura con figuras esculpidas de los arquitectos de Potsdam.

palacio potsdam
La plaza del Mercado Viejo

Además de la preciosa iglesia de San Nicolás, con su maravillosa cúpula de color verde, tampoco os podéis perder el Altes Rathaus, el ayuntamiento viejo, el Museo Barberini, con una fantástica colección de cuadros impresionistas y el Pórtico de la Forturna, entrada al parlamento de Brandeburgo.

FREE TOUR POR POTSDAM

Sabéis que son una de mis debilidades son los free tours. No me cansaré de recomendarooslos una y otra vez. Y es que en unas dos horas de itinerario os podéis hacer con una idea bastante general de la ciudad. Y en Potsdam no es diferente. Si tenéis tiempo suficiente, os recomiendo el free tour por Potsdam. Parten del casco antiguo de al ciudad y recorren lo principal que ver en la ciudad.

2. El museo Barberini

¡Otro imprescindible que ver en Potsdam! También en la plaza del Mercado Viejo se ubica el museo de Arte de Potsdam, emplazado en el bellísimo Palacio Barberini, una preciosísima joya barroca. No soy mucho de recomendar museos y pinacotecas, así que cuando os dejo una es porque verdaderamente merece la pena. Y en este caso, si os gusta el arte impresionista, todavía más.

potsdam palacio
El museo Barberini

El museo Barberini alberga una completa colección de arte permanente con más de cien obras de autores de la talla de Renoir, Pisarro o Monet. Es una visita cortita, que puedes visitar en un par de horas, así que si tienes tiempo, te lo recomiendo encarecidamente. Eso sí, las entradas no son nada baratas (18 euros los adultos y 10 euros la tarifa reducida).

LA BERLIN WELCOMECARD

Si vais a visitar Potsdam, dejadme que os haga una sugerencia. La Berlin WelcomeCard incluye transporte público ilimitado descuentos en más de 190 atracciones, incluidas algunas de Potsdam. Es cuestión de matemáticas, pero os digo que con que visitéis los lugares de esta lista, os sale más que a cuenta. Nosotros la sacamos y la considero absolutamente imprescindible.

Debéis sacar la modalidad ABC, que incluye Potsdam, y y podéis elegir entre dos, tres y cuatro días. Os dejo por aquí las ventajas que ofrece:

  • Transporte público ilimitado (metro U-Banh, autobuses y trenes S-Banh)
  • Descuentos en el museo Barberini, en todos los palacios y jardines Sanssouci, en el palacio de Belvedere, en la Biosfera de Potsdam y en el Museo del Cine de Potsdam, entre otros.

3. La iglesia de San Nicolás

Me hacía ilusión dedicarle una mención aparte porque estamos, sin duda alguna, ante la iglesia más importante de la ciudad. Este precioso templo de estilo neoclásico fue reconstruido tras los fuertes bombardeos que sufrió la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial y ha quedado absolutamente deslumbrante. Dicen que para su cúpula verde y su forma cuadrada Schinkel se inspiró en la catedral de San Pablo de Londres.

barrio holandes potsdam
La iglesia de San Nicolás

No te quedes sin visitar la iglesia de San Nicolás por dentro. Su interior, aunque bastante austero, tiene mucho encanto. Además, su visita es gratuita. Si quieres subir a la cúpula, la entrada son cinco euros y tiene una vista de 360º grados bastante completa. ¡Recomendadísimo!

4. El museo del Cine de Potsdam

¿Sabías que Potsdam fue uno de los principales centros de producción cinematográfica de toda Europa? En los estudios Babelsberg se ubica uno de los mayores estudios de todo el continente, habiéndose producido en las últimas décadas decenas de películas. En su honor se ha abierto un museo del cine en los antiguos Establos Reales.

postdam
El museo del Cine de Potsdam

Tiene una fantástica exposición permanente dedicada al cine donde puedes ver todo el proceso de producción de una película. También tiene una sección dedicada al tratamiento que hacia el régimen nazi al séptimo arte. Me pareció muy interesante y, además, la visita es bastante asequible. Por último, permitidme otra pequeña sugerencia. Justo detrás del museo tenéis la Plaza del Mercado Nuevo, recientemente restaurada y con un conjunto arquitectónico de edificios neoclásicos muy interesante.

5. La torre Einstein

potsdam berlin
La torre Einstein

Salimos del centro de Potsdam hacia nuestra siguiente parada. Nos desplazamos unos dos kilómetros al sur para llegar hasta la torre Einstein. Este edificio, una obra maestra de estilo expresionista, forma parte de un complejo más amplio dedicado al genio alemán, el parque de la ciencias Albert Einstein. En su interior alberga un laboratorio astrofísico y un telescopio que permitía refutar o validar la teoría de la relatividad de Einstein.

6. El barrio holandés

¡Me encantó! Fue una grata sorpresa encontrarme con este barrio tan interesante. He de reconocer que había buscado poca información sobre Potsdam antes de ir de viaje, así que cada lugar que visitaba era un regalo. El barrio holandés de Potsdam fue construido en los años treinta del siglo XIX para atraer a ingenieros y artesanos holandeses a que se instalasen aquí. Y hoy en día, es un auténtico gustazo pasear por él.

palacios postdam
El barrio holandés

Estamos ante uno de los lugares más visitados de toda la ciudad. Y es que, además, no vas a tener problema en identificarlo, con sus filas de casas de ladrillo de dos plantas, siguiendo la arquitectura típica de las viviendas flamencas. Hoy en día, y producto de la gentrificación, está repleta de cervecerías, tiendas de souvenirs, locales y cafeterías de diseño, como Café Guam, Taverna To Steki, Maison Charlotte o Bohneville Café.

Muy cerquita también tienes la puerta de Nauener, una joya de estilo gótico y una de las tres puertas históricas que se conservan actualmente en Potsdam.

7. La iglesia de San Pablo y San Pedro

donde comer en potsdam
La iglesia de San Pablo y San Pedro

Rematamos nuestro recorrido por lo mejor que ver en Potsdam con esta iglesia barroca dedicada a San Pablo y San Pedro. Situada en pleno barrio holandés, fue construida en el siglo XVIII y su característica fachada de ladrillos rojos y detalles ornamentados es todo un emblema de la ciudad. Su interior, bastante más suntuoso que la fachada exterior, es una auténtica chulada.

Como curiosidad, comentaros que es una iglesia consagrada al culto católico, lo que llama poderosamente la atención teniendo en cuenta que Potsdam es cuna del protestantismo desde el siglo XVI.

8. La puerta de Brandenburgo

Como preámbulo de nuestra llegada al parque de Sanssouci nos debemos detener en la puerta de Brandenburgo de Potsdam. Si vienes de Berlín, quizás se se te queda algo corta, pero déjame decirte que esta cuenta con un bagaje histórico bastante interesante. Este arco del triunfo, una joya de estilo neoclásico, fue construido a finales del siglo XVIII por Federico II el Grande para conmemorar la Guerra de los Siete Años.

potsdam alemania
La puerta de Brandenburgo

Se sitúa en plena Luisenplatz, uno de los espacios más bonitos de la ciudad. Desde ella parte la Brandenburger Strasse, una de las calles más animadas y turísticas de Potsdam. Merece la pena pasear por ella tranquilamente, disfrutar de su encanto y tomar algo en una de sus terracitas.

9. El parque de Sanssouci

¡Bienvenidos a la majestuosidad del parque de Sanssouci! No cabe duda de que estamos ante un imprescindible que ver en Potsdam, una verdadera joya del siglo XVIII que fusiona la grandeza palaciega con la serenidad natural. Enclavado alrededor del icónico palacio de Sanssouci, este parque diseñado por el visionario rey Federico II, conocido como Federico el Grande, ofrece a los visitantes una experiencia única de «sans souci» o «sin preocupaciones».

que ver en potsdam
El parque de Sanssouci

Explora los exuberantes jardines que rodean el palacio, testigos de la filosofía de Federico sobre la vida despreocupada. Deja que la historia cobre vida mientras paseas por la Viña de Orangerie y el imponente nuevo palacio de Potsdam, ambos reflejando la opulencia y el estilo de la monarquía prusiana. Descubre la fusión perfecta entre arquitectura elegante y paisajes encantadores mientras te sumerges en la rica historia de este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hay tantos sitios que prácticamente podrías dedicar un día entero a visitarlo. Pero, en todo caso, te voy a dar algunos de los imprescindibles que no te puedes perder por nada del mundo. Estos son: el Obeliskportal, la iglesia y el estanque de la Paz, Marlygarten, la gruta de Neptuno, la Bildergalerie, Dranchenhaus, Rechgartern y el molino histórico de Sanssouci.

10. El palacio de Sanssouci

¡Otra maravilla! Había visto fotos y os reconozco que sorprende todavía más en persona. Opulencia en estado puro, una sensación que no había tenido desde que visité hace años el palacio de Versalles, cerquita de París. El palacio de Sanssouci, una joya del siglo XVIII, fue construido por Federico el Grande con la intención de convertirlo en su residencia (de ahí que solo tenga 12 habitaciones, el más pequeñito de todos).

posdam
El palacio de Sanssouci

Su fachada es impresionante pero no te olvides de disfrutar de su interior. Con su arquitectura rococó y vistas panorámicas de los exuberantes jardines, cada rincón cuenta una historia de la vida cortesana prusiana. Opulentes estancias reales, majestuosos salones e intrincadas decoraciones, el Palacio de Sanssouci tiene un encanto único que ha resistido magníficamente el paso del tiempo. ¡Es una auténtica maravilla!

En los jardines, en la fachada principal, tenéis un pequeño sepulcro donde se encuentran los restos de Federico el Grande. Tampoco os olvidéis de visitar el molino histórico de estilo holandés, el único que se conserva de hasta 40 que se construyeron durante el siglo XVI.

11. El palacio de la Orangerie

En la franja norte del parque de Sansoucci se encuentra este otro conjunto palaciego imprescindible. La Orangerie no es el más interesante de cuantos hay que ver en Potsdam, aunque sí es uno de los más grandes. Solo su fachada tiene más de 300 metros de largo y la entrada, con las escalinatas y el jardín con sus fuentes es absolutamente imponente.

postdam alemania
El palacio de la Orangerie

Forma parte también de la Declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y su construcción se asemeja a un palacio italiano de estilo renacentista. De hecho, está inspirado en la villa Médici de Roma. Su salón principal, la Sala de Rafael, alberga 47 reproducciones de obras célebres del artista italiano realizadas por autores alemanes de la época.

Además, en la última planta tenéis un mirador alucinante, donde podéis disfrutar de una panorámica en la que se dejan entrever el parque de Sanssouci y el nuevo palacio de Potsdam.

12. El nuevo palacio de Potsdam

Continuamos en el parque de Sanssouci para descubrir otra de las visitas más espectaculares que ver en Potsdam. Este maravilloso palacio, a caballo entre el barroco y el neoclasicismo, representa a la perfección el lujo y la opulencia de la monarquía prusiana en el siglo XVIII. Dejadme deciros que impresiona, y mucho.

potsdam germany
El nuevo palacio de Potsdam

Fue levantado tras la finalización de la guerra de los 7 años como forma de conmemorar el poder obtenido por la monarquía prusiana. ¿Qué podemos ver del palacio? Además de su preciosísima fachada, adornada con más de 400 estatuas, tenemos más de 200 habitaciones, con una decoración alucinante, la Grottensaal, una sala repleta de incrustaciones de conchas y minerales, la Fetsaal, una sala para fiestas, y la Obere Galerie, un salón de baile adornado con cuadros italianos.

13. La estación de bombeo

A unos pocos metros de la puerta de Brandenburgo tenemos nuestra siguiente parada que ver en Potsdam. Y no exagero ni un pelo al decir que es uno de los lugares más curiosos que he visitado en mucho tiempo. En Potsdam no hay nada feo, ni siquiera las papeleras. Todo está cuidado al milímetro y la estación de bombeo es la prueba de ello.

palacio de potsdam
La estación de bombeo

Inspirada en la Alhambra de Granada, este edificio de estilo morisco, apodado «la mezquita«, con minarete y ladrillos vistos en diferentes colores, alberga en su interior una central por la que se bombeaba agua a todas las fuentes del parque de Sanssouci. A Federico Guillermo IV se le ocurrió esta idea para ocultar en su interior todo un hito de la ingeniería para la época.

En la actualidad, como os podéis imaginar, ya no se utiliza, pero es posible visitarla y ver como se pone en funcionamiento. Tened en cuenta que solo está abierto al público de mayo a octubre, el primer domingo de cada mes, y entre 10:00 y las 17:30. Solo se puede recorrer con visita guiada (el último acceso es a las 17:00) y tiene un precio de 4 euros.

14. El palacio Cecilienhof

Y cerramos este reportaje sobre que ver en Potsdam en el palacio Cecilienhof. Estamos, sin duda alguna, ante uno de los espacios con más historia de toda la ciudad. En este complejo, ubicado en el Neuer Garten, en la zona norte de la ciudad, se celebró la conocida como Conferencia de Potsdam, donde Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Soviética decidieron el futuro de la Alemania nazi.

potsdam que ver
El palacio Cecilienhof

Stalin, Truman y Churchill se reunieron en este palacio (que, en puridad, tiene más apariencia de granja) en verano de 1945 y decidieron la desnazificación, división y desmilitarización de Alemania. Aquí, «los tres Grandes» pasaron a la historia con una fotografía en las que se le pueden ver sentados en tres sillas de maderas, que actualmente se exponen en la sala de la Conferencia.

Si me preguntáis si merece la pena la visita a Cecilienhof, os diría que depende. Si tenéis tiempo suficiente y queréis incidir un poco más en el carácter histórico de la ciudad, os lo recomendaría sin pensarlo. Ahora bien, si vais más ajustados, creo que me centraría en disfrutar del resto de atractivos de la ciudad.

Mapa de las mejores cosas que ver en Potsdam

Aquí os dejo un mapa con todas las recomendaciones que ver en Potsdam que os he dejado a lo largo de este reportaje. Están todas perfectamente marcadas. Puedes guárdalo y llevártelo durante tu viaje.

Preguntas frecuentes sobre que ver en Potsdam

✅ ¿Cuánto tiempo se tarda en ver Potsdam?

Pues la realidad es que, a pesar de la gran cantidad de atractivos que hay que ver en Potsdam, creo que con un día completo es factible hacerse un idea bastante completa de la ciudad. Ahora bien, si quieres visitar el interior de cada uno de los palacios y demás, quizás debas añadir otro día más.

✅ ¿Qué hay que ver en Potsdam?

Por un lado tienes el centro histórico de la ciudad. Aquí puedes visitar la plaza del Mercado Viejo, la iglesia de San Nicolás, el museo Barberini, el museo del Cine de Potsdam, la torre Einstein, la puerta de Brandenburgo o el barrio holandés. También tienes el parque de Sanssouci, donde se ubican el palacio homónimo, el palacio de la Orangerie y el nuevo palacio de Potsdam. En las afueras también tienes el Palacio de Cecilienhof, ¡una auténtica pasada!

✅ ¿Cuántos palacios hay en Potsdam?

Estamos en la ciudad de los palacios, ¡así que muchos! Los palacios de Potsdam que no te puedes perder son el palacio de Cecilienhof, el nuevo palacio de Potsdam, el palacio de la Orangerie y el palacio de Sanssouci. Si tienes más tiempo, también te recomiendo el palacio de Babelsberg y el de Glienicke.


Y sin más que añadir, me despido ya de vosotros. Espero que este reportaje sobre que ver en Potsdam os haya servido de utilidad. Lo he intentado elaborar con mucho cariño y dándoos todas las recomendaciones y sugerencias posible. ¡Espero que os sirva! Por lo demás, solo me queda emplazaros a que si tenéis alguna me escribáis a [email protected], donde intentaré responderos lo antes posible. ¡Hasta la próxima!

¡Reserva con descuento y ahorra!

Gracias a una comunidad de más de 500.000 lectores mensuales podemos ofrecerte multitud de descuentos y ofertas.

Sobre el autor

Pablo Barreda es el fundador y editor de Interrailero. Economista de profesión y bloguero por vocación, lleva viajando por el mundo desde que prácticamente tiene uso de razón. Ha visitado más de 40 países y es considerado uno de los blogueros más influyentes de España. Hace cinco años decidió abrir Interrailero, un blog de viajes en español donde comparte con todos los lectores su pasión por los viajes. Pablo está especializado en viajes urbanos por España y Europa aunque su bitácora abarca desde relatos auténticos hasta recomendaciones cuidadosamente seleccionadas y guías prácticas. Puedes escribirle a [email protected] o consultar su LinkedIn.

Artículos relacionados