Qué ver en Praga en tres días: 11 visitas increíbles (2021)

  • Por
  • que ver en praga en 2 dias

    Con las expectativas muy altas y presagiando amor a primera vista, puedo decir que Praga responde a todo lo que promete y más. Con una magia incomparable, la «ciudad de las cien torres» deleita a los turistas con un riquísimo tesoro arquitectónico en el que se entremezclan los estilos románico, gótico y barroco y en el que hay espacio para castillos, palacios, iglesias, catedrales y estatuas. Sé que son pocas, que hay muchas más, pero estas 11 visitas que ver en Praga en tres días son el primer paso para caer rendidos ante los pies de la capital de la República Checa.

    Todo aquel que haya tenido la oportunidad de pisar Praga se ha dado cuenta de que sus pasos conducen irremediablemente a través de la Staré Město hacia el puente Carlos, símbolo de la ciudad y obra maestra del barroco. Una vez allí, nada como continuar por las callejuelas sinuosas de la Malá Strana para dejarse perder. Dicen que en Praga es fácil confundir sueño y realidad, que su áurea te transporta al pasado. Yo digo que es muy real, que como ellas hay pocas y que, sin duda, es una de las ciudades más bonitas de Europa.

    Qué ver en Praga en tres días: 11 visitas increíbles

    1. El puente Carlos, el primer lugar que ver en Praga

    cosas que ver en Praga
    El puente Carlos

    La imagen de Praga como destino turístico está intrínsecamente vinculada a la emblemática estampa que ofrece el puente Carlos y que divide a la ciudad en dos: el Pequeño Barrio (Malá Strana) y el Casco Viejo de la ciudad (Staré Město). Es un elemento omnipresente. Da igual por donde mires, a izquierda o a derecha, y por donde vayas, ahí está él para deleitarte con la más de las encantadoras postales. Construido hace más de 700 años por orden del rey Carlos I de Bohemia – al que debe su nombre -, durante siglos constituyó la única vía de comunicación entre las dos orillas de la ciudad. En la actualidad, el puente Carlos se ha convertido en un auténtico imán para los turistas, deseosos estos de disfrutar de sus vistas y descubrir las treinta estatuas que lo adornan.

    Nada como empezar una ruta por la capital checa que reservando un free tour por Praga. Es gratuito, muy ameno y te ofrece una perspectiva única y muy interesante de la ciudad. ¡No te lo pierdas! 🚀

    2. La Plaza de la Ciudad Vieja

    que ver en 2 dias en praga
    La Plaza de la Ciudad Vieja

    La Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestské námestí) se salvó milagrosamente de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y actualmente evoca una de las estampas más encantadoras y coquetas que ver en Praga. Construida en el siglo XII, se ha mantenido perenne durante los últimos 800 años, tiempo en el que ha sido testigo de celebraciones, banquetes, ejecuciones, hogueras y grandes manifestaciones. No hace falta demasiado tiempo en ella para darse cuenta de la carga histórica y el esplendor que desprenden sus edificios y que abarcan desde un absolutamente fascinante templo religioso gótico, la iglesia de Nuestra Señora de Tyn, en otros tiempos el edificio más importante de la ciudad, a la Casa de la Campana de Piedra, el rococó palacio de Golz-Kinsky, el Ayuntamiento de Praga y su famoso reloj astronómico o la iglesia de San Nicolás.

    3. La iglesia de Nuestra Señora de Tyn

    que ver en praga en dos dias
    La iglesia de Nuestra Señora de Tyn

    La construcción de la magnífica iglesia de Nuestra Señora de Tyn fue iniciada a mediados del siglo XIV en el lugar que anteriormente ocupaba una pequeña capilla románica construida por comerciantes extranjeros. Su peculiar estilo arquitectónico gótico y la singularidad de sus dos torres asimétricas y los pináculos que las coronan la han convertido en una de las visitas más emblemáticas que ver en Praga. Escondida parcialmente tras lo que antaño fue la Escuela Týn, su aspecto exterior gótico y bastante tétrico contrasta con su fabuloso interior barroco y afamado órgano – el más antiguo de toda la ciudad.

    4. El Ayuntamiento de Praga y el Reloj Astronómico

    que visitar en praga
    El Reloj Astronómico

    Otro de los grandes edificios que conviene no perder de vista en la Plaza de la Ciudad Vieja es el Ayuntamiento de Praga (Staroměstská radnice). Cuando parece que nada más podía sorprenderte, que ya lo habías visto todo, este peculiar edificio hace acto de presencia para recordarte que en Praga sales de un cuento medieval para embarcarte en otro de hadas. De él conviene fijarse en su famoso Reloj Astronómico. Cuenta la leyenda que cuando el maestro relojero terminó de construirlo, praguenses le dejaron ciego para que ninguna otra ciudad tuviese uno igual; era demasiado perfecto. Debo decir que no son pocos los turistas que se presentan ante él escépticos de su atractivo y tampoco pocos los que acaban absolutamente rendidos a sus pies esperando, eso sí, a que cada hora el turco de la mandolina, la muerte, la vanidad y el hombre rico se pongan en movimiento.

    5. La torre de la Pólvora

    que ver en praga en 4 dias
    La torre de la Pólvora

    De todos los monumentos y edificios medievales que hay que ver en Praga, la torre de la Pólvora es posiblemente uno de los más sobresalientes. Construida en 1470 para sustituir a una puerta todavía más antigua, su particular nombre se lo debe a las funciones que desempeño en el siglo XVII como almacén de pólvora para cañones. Con su lúgubre y melancólico color ennegrecido y su estilo gótico, se ha alzado como uno de los monumentos más emblemáticos de toda la ciudad. Si subes a lo alto de sus 65 metros de altura, te espera una fantástica panorámica de la Plaza Vieja de la ciudad y de sus alrededores.

    6. El Museo Nacional

    que ver en praga
    El Museo Nacional

    La oferta museística de Praga es muy completa, con opciones para todos los gustos (arte contemporáneo, historia natural, pinacotecas, galerías), aunque si tuviese que seleccionar uno sería el Museo Nacional. Es el más grande del país y alberga la colección más prolija y completa de toda la República Checa. Alejado de las principales atracciones de la ciudad, preside desde su construcción en 1885 la plaza Wenceslao, ya en el Nové Město o ciudad nueva. Dispone de una colección de más de 14 millones de objetos divididas en cinco grandes grupos: historia natural, libros, música, objetos arqueológico y cultura no europeas. Incluso si no tienes pensado visitarlo por dentro, su exterior y la cercanía a la Ópera Estatal de Praga la convierten en una visita imprescindible.

    7. El castillo de Praga

    que hacer en praga
    El castillo de Praga

    Una vez que accedas al Staré Město, todo itinerario que se precie comienza en el castillo de Praga (Pražský hrad), una de las grandes joyas arquitectónicas que ver en Praga. Un conjunto de edificios, palacios y fortificaciones medievales, unidos por callejuelas y pasadizos sinuosos, que sirvió durante siglos como residencia de los reyes de Bohemia y que actualmente hace las veces de lugar de trabajo y residencia del presidente de la República Checa. En su interior no son pocas las atracciones y los lugares de interés: desde los fabulosos jardines reales (Královska zahrada), a la catedral de san Vito, el palacio Real (Kálovsy palác), la Basílica de San Jorge o el callejón de Oro. ¿Lo mejor que puedes hacer? Déjate llevar, pierdete por sus calles, disfruta de las vistas, de los monumentos, de la arquitectura. Saborea la ciudad.

    Dado la cantidad de visitas interesantes con las que cuenta la fortaleza, te recomendamos encarecidamente que reserves un free tour por el castillo de Praga. 💥

    9. La catedral de San Vito

    que ver en praga en tres dias
    La catedral de San Vito

    La catedral de san Vito me recibió lloviendo y con el cielo encapotado pero tal era la magia que desprende que poco ápice de atractivo le restó. Con el habitual despliegue de arte gótico al que Praga nos tiene acostumbrado, este templo religioso compite de tú a tú con los grandes templos religiosos de Europa para alzarse como una de las catedrales más bonitas de todo el Viejo Continente. Su construcción se inició allá por el siglo XIV cuando el emperador Carlos VI ordenó construir una catedral que resaltara el atractivo cultural y arquitectónico de la capital checa. En su interior no te puedes perder las preciosas vidrieras del Alfons Mucha, el tesoro de los reyes de Bohemia y la capilla de san Wenceslao todo un despliegue de vibrantes colores y frescos góticos en honor al patrón de la República Checa.

    10. El monasterio de Strahov

    lugares que ver en praga
    El monasterio de Strahov

    Cuando pensabas que nada más podía sorprenderte, que ya lo habías visto todo, decides desviarte de la ruta más trillada de Praga y acercarte hasta el monasterio de Strahov para descubrir que la belleza de la ciudad es absolutamente incomparable. Fundado en el año 1140 por la Orden de los Premonstratenses, su fachada barroca fue diseñada por el arquitecto checo Anselmo Lurango. En su interior alberga una pequeña iglesia muy coqueta, una fantástica biblioteca y unos jardines con unas vistas muy completas del castillo de Praga y sus alrededores. Desde allí también se puede llegar caminando al parque Petrín, un oasis verde, en el que destaca la Petřínská rozhledna, un mirador con cierta similitud a la Torre Eiffel de París.

    11. El Vysehrad

    qué ver en praga en 4 días
    El Vysehrad

    Dicen que pisar Praga es adentrarse en un cuento, pulsar un botón que te lleva directamente 500 años atrás, que te hace rememorar con plenitud el pasado esplendoroso de la Bohemia checa. Yo añado que ningún sitio te hace emprender un viaje tan profundo al pasado de la ciudad como visitando el Vysehrad. Ubicado en la zona sur de la ciudad (puedes llegar en fácilmente en metro), esta fortaleza a orillas del río Moldova fue levantada en el siglo XII y sirvió durante más de 200 años como residencia de la monarquía de los Premislidas hasta que estos se mudaron al castillo de Praga. En su interior destaca la preciosa rotonda románica de san Martín, la iglesia neogótica de san Pedro y san Pablo y, sobre todo, el cementerio de Vysehrad, donde reposan los restos de algunos checos ilustres.

    ☞ Si quieres conocerlo a fondo, te recomendamos que reserves un free tour por el Vysehrad. Un recorrido de unas dos horas y media en las que empaparte de cultura y historia y disfrutar de fantásticas vistas de la ciudad.

    Por si esta selección no fuera suficiente para tí, hay un montón de visitas y excursiones que hacer en Praga y sus alrededores. Aquí va una selección de algunas de nuestras favoritas:

    Con respecto a los alojamientos en Praga, hay multitud de hoteles, apartamentos y hostales de todas las categorías y con rangos de precios muy distintos. Es cierto que es una ciudad asequible, pero también hay que tener en cuenta que atrae muchísimo turismo. Para que no os quedéis sin recomendación, el Hotel Waldstein es moderno, asequible y está ubicado a escasos metros del castillo de Praga. Además, a continuación os dejamos un mapa de Booking con algunos descuentos y ofertas para que ahorréis:

    Booking.com

    Hasta aquí ha llegado este artículo sobre las mejores cosas que ver en Praga en tres días. Qué sí, que son pocos, pero te dejo que los demás los descubras tú. ¿Te ha gustado la capital checa? ¿Tienes pensado visitarla? Estoy seguro de que sus iglesias góticas, el puente Carlos y su maravilloso castillo te están esperando con las manos abiertas.

    Mientras tanto, a continuación te dejamos algunos artículos que quizás te interesen: