11 cosas que ver en Viena en 3 días: imprescindibles (2021)

  • Por
  • que ver en viena

    A orillas del río Danubio, Viena ha hecho de su esplendoroso pasado su principal seña de identidad. Capital del antiguo imperio austrohúngaro y sede de la poderosa dinastía de los Habsburgo, la capital de Austria presume de albergar una imponente colección de palacios e iglesias barrocas, fantásticos museos, todo un estandarte del teatro como la Ópera vienesa y el parque de atracciones más antiguo de Europa. Con este panorama, nuestra selección de cosas que ver en Viena en 3 días no son sino 11 planes top que no te querrás perder por nada del mundo.

    Si tienes la suerte de visitar la capital austriaca, el free tour por Viena es una visita imprescindible por dos motivos: el primero, es gratis; y el segundo, es una fantástica forma de tener una toma de contacto con la ciudad. ¡No te arrepentirás! 💥

    Viena es una ciudad que combina lo mejor de una gran capital europea (necesitarás al menos tres días completos para visitarla) con la esencia y el encanto de un pequeño pueblo de raíces germanas. Desde la catedral de San Esteban, al Rathaus, la Ópera Estatal de Viena, el palacio de Schönbrunn o una multitud de jardines y pequeños rincones verdes, hay un montón de vistas que ver en Viena que estoy seguro te van a encantar. ¡La capital del barroquismo y los Habsburgo te está esperando!

    11 cosas que ver en Viena en 3 días: imprescindibles

    Nuestros 11 imprescindibles que ver en Viena en 3 días son:

    • El palacio de Schönbrunn
    • El palacio Belvedere
    • La plaza del Ayuntamiento (Rathausplatz)
    • El palacio imperial de Hofburg
    • La Ópera Estatal de Viena
    • La catedral de San Esteban de Viena
    • La iglesia de San Carlos Borromeo
    • La Albertina
    • Los museos de Viena
    • El parque Prater
    • El Naschmarkt

    1. El palacio de Schönbrunn, el primer lugar que ver en Viena

    que ver en viena en 2 dias
    El palacio de Schönbrunn

    Apodado como el Versalles austriaco, el Palacio de Schönbrunn es una de las atracciones imprescindibles que ver en Viena. Construido en el año 1696 por Fischer von Erlach después de ser elegido por emperador Maximiliano II, se trata de una de las grandes atracciones de la ciudad; prueba de ello son las interminables colas que se forman a su alrededor de turistas deseando visitarlo. Desde que fue levantado hace más de cuatro siglos, ha servido de residencia para emperadores y reyes de la dinastía de los Habsburgo y es considerado una auténtica obra maestra de barroquismo – lo que le valió en el año 1996 la declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En su interior, un sinfín de habitaciones (en concreto 1441) con exquisitas decoraciones y revestimientos de madera os esperan; mientras que en sus extensos jardines, la Glorieta, un pórtico neoclásica construido tras la victoria de los Habsburgo contra Prusia en 1757, se ha convertido en la auténtica protagonista.

    ☞ Reserva aquí las entradas al Palacio de Schönbrunn, algo que os recomendamos hagáis con antelación para aseguraros de que podáis visitarlo.

    2. El palacio Belvedere

    que ver en viena imprescindible
    El palacio Belvedere

    Qué Viena sea la ciudad europea con mayor cantidad de palacios y edificios de estilo barroco no es arbitrario. Cuando allá por el siglo XVII, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Leopoldo I falleció, se propuso hacer de Viena una «nueva Roma», levantando multitud de edificios e iglesias católicas y «barroquizando» cerca de 400 palacios de la ciudad con el objetivo de reivindicar el protagonismo de la monarquía y la belleza de la capital austriaca. De estas construcciones, una de las más sobresalientes que ver en Viena es el Palacio Belvedere, antigua vivienda del príncipe Eugenio de Saboya y actualmente consagrado a una función museística – en su interior alberga la Galería Belvedere famosa por acoger la conocidísima obra de Klimt, el Beso. ¡No te la puedes perder!

    ☞ Aunque pueda parecer un poco cara, la Viena Pass es todo cuestión de matemáticas. Incluye la entrada a numerosas atracciones, entre ellas el palacio de Belvedere, por una cantidad fija así como la utilización del autobús turístico.

    3. La plaza del Ayuntamiento (Rathausplatz)

    que ver en viena suiza
    La plaza del Ayuntamiento (Rathausplatz)

    Nos desplazamos hasta el centro de la ciudad, al conocido como Innere Stadt, para visitar uno de los lugares más impresionantes de toda la capital austriaca: el Rathausplatz. Se trata de una preciosa plaza en la que todo el protagonismo se lo lleva el edificio que lo preside, el Rathaus o ayuntamiento de Viena: una construcción posterior a la de la mayoría de lugares de interés de la ciudad que resalta por su imponente arquitectura de estilo gótico y sus cinco torreones simétricos – de las cuales la más alta está coronada por el Rathausmann, una representación del emperador Maximiliano I. Si te apetece conocer su interior, se celebran visitas guiadas con regularidad – algo que no consideramos imprescindible.

    4. El palacio imperial de Hofburg

    que ver en 3 dias en viena
    El palacio imperial de Hofburg

    Otra de los lugares más importantes que visitar en Viena es el palacio imperial de Hofburg, una gigantesca construcción de cerca de 2600 habitantes que deja a los turistas sorprendidos por el nivel de fastuosidad y magnificencia que desprende. Fue construido en el siglo XIII aunque ha ido sufriendo multitud de ampliaciones y renovaciones con el paso de los años. Fue utilizado durante décadas por la dinastía de los Habsburgo como residencia de invierno – el palacio de Schönbrunn hacía lo propio en invierno – y es uno de los lugares más visitados de toda Viena. En la actualidad, sirve de residencia y lugar de trabajo para la Presidencia de la república y alberga algún que otro museo, entre ellos el Schatzkammer.

    5. La Ópera Estatal de Viena

    que ver en viena en 4 dias
    La Ópera Estatal de Viena

    Pocos edificios pueden presumir de contar el carisma y la belleza de la Ópera Estatal de Viena. Situado en el centro de la ciudad, en el Innere Stadt, es considerada – sino la mejor – uno de las mejores y más prestigiosos teatros de ópera del mundo. Su exterior, que da la sensación de tratarse más de un palacio que de un templo de la lírica, fue construido a mediados del siglo XIX en un particular estilo neorrenacentista, mientras que en su interior han actuado algunos de los artistas más famosos del mundo. Lo cierto es que unas entradas a una obra cualquier no es caro, por lo que puede ser una buena opción – también tienes la posibilidad de hacer una visita guiada por el teatro.

    ☞ Reserva aquí una visita guiada por Viena y la Ópera y ahorra algunos euros al hacer la reserva.

    6. La catedral de San Esteban de Viena

    que ver en viena dos dias
    La catedral de San Esteban de Viena

    Probablemente uno de los templos religiosos más bonitos de toda Europa, la catedral de San Esteban de Viena, más conocida por su nombre en alemán Stephansdom, es la iglesia más importante de toda Austria y sede del arzobispado de Viena. Situada en Stephansplatz, fue construida en el siglo XII sobre las ruinas de dos parroquias anteriores, y se necesitaron cerca de 70 años en terminarla. De su exterior destaca por su torre de 136 metros de altura, que fue utilizada como mirador por las tropas y los soldados austriacos en caso de guerra, mientras que su interior está absolutamente repleto de joyas y tesoros arquitectónicos: desde un formidable altar mayor obra de Tobias Pock a un púlpito de Anton Pilgram, las tumbas del emperador Federico III y el príncipe Eugenio de Saboya o reliquias de los Habsburgo.

    7. La iglesia de San Carlos Borromeo

    que ver en viena en un dia
    La iglesia de San Carlos Borromeo

    Segundo templo religioso por tamaño de la ciudad de Viena, la construcción de la iglesia de San Carlos Borromeo se debe a una curiosa historia: un año después de la peste que azotó Viena en el siglo XVIII, el emperador Carlos VI prometió levantar un templo en honor a san Carlos Borromeo, arzobispo de Milán y uno de los grandes exponentes de la contrarreforma católica. La construcción fue encargada al gran Fischer von Erlach, que diseño una preciosa iglesia barroca (no podía ser de otra manera) con algunos añadidos romanos (el pórtico, las columnas y los techos en pagoda) que sorprende por su belleza y su gran fastuosidad y elegancia.

    La iglesia de san Carlos Borromeo es una de las paradas por la que se realiza el free tour por Viena, una actividad que os recomendamos encarecidamente. 💥

    8. La Albertina

    que ver en viena que hacer en viena
    La Albertina. © Wikimedia / Dmitry A. Mottl

    La Albertina está situada en el Innere Stadt y es considerado uno de los mejores museos de artes gráficas del mundo. Con una colección de más de un millón de grabados y cerca de 60.000 dibujos, es también uno de los más completos y populares del mundo; un auténtico paraíso para los amantes del arte. Destaca por su extensisima colección de obras de Alberto Durero aunque también tiene una importante selección de pintores de escuela neerlandesa (Rembrandt, van Dyck, El Bosco) y de autores más contemporáneos como Picasso, Klimt o Monet. Es un museo muy extenso y que te llevará muchas horas visitarlo al completo, por lo que si no tienes demasiado tiempo, te recomendamos que preselecciones lo que más te interesa conocer.

    ☞ Saca aquí las entradas al museo Albertina. ¡No te arrepentirás!

    9. Los museos de Viena

    cosas que ver en viena
    El museo de Historia Natural de Viena

    De una forma similar a como la Isla de los Museos está diseñada en Berlín, el Museumsquartier es un pequeño distrito al sur del centro histórico de la ciudad inaugurado en 1998 sobre un terreno que que alberga una buena parte de la oferta museística de la ciudad y que, sin duda, es un destino prioritario para los amantes del arte. A continuación hemos seleccionado algunos de los museos más importantes de la ciudad – aunque os emplazamos a que, al menos visitéis dos de los que os mencionamos:

    • El museo de Historia Natural de Viena. Considerado el mejor museo científico de Austria y uno de los más completos de toda Europa, se localiza en un precioso palacio del siglo XIX y alberga una extensa colección de más de 3 millones de objetos que incluyen desde minerales a piedras preciosas, fósiles de animales o esqueletos de dinosaurios.
    • El museo de Historia del Arte de Viena. Justo enfrente del anterior, el museo de Historia del arte es el más grande del país y alberga principalmente cuadros y obras de pintores europeos, entre ellos Rubens, Tiziano o Rafael. ¡Una imprescindible imprescindible que hacer en Viena!
    • El museo de arte moderno (Mumok). Si eres un amante del arte moderno y contemporáneo, este pequeño museo inaugurado en el año 2001 dispone de una colección de más de 10.000 obras que incluyen artistas como Picasso, Warhol o Magritte.
    • El museo Leopoldo. Situado sobre un edificio muy moderno y rompedor, se centra en obras de autores austriacos, sobre todo de grandes de la pintura del país como Gustav Klimt o Oskar Kokoschka.
    • El museo de Sigmund Freud. Alejado del Museumsquartier, el antiguo apartamento de Sigmund Fred se ha reconvertido en un museo que realiza un repaso por la vida y obra del padre del psicoanálisis moderno.

    10. El parque Prater

    que ver en viena en 3 dias
    El parque Prater

    A orillas del río Danubio, el parque Prater es toda una institución para los vieneses. Desde que esta antigua reserva de caza imperial fuera abierta en el año 1766 a todo el público, se ha convertido en una de las visitas imperdibles que tienes que ver en Viena sí o sí. En su interior te encontrarás un paraje de más de 7 kilómetros cuadrados que incluye desde una gigantesca noria (Wiener Riesenrad) inaugurada en el año 1897, a estanques, zonas boscosas o múltiples montañas rusas de su parque de atracciones.

    11. El Naschmarkt

    que ver en viena en dos dias
    El Naschmarkt

    El Naschmarkt es otra de las visitas que hay que ver en Viena sí o sí. A pesar de que la capital austriaca cuenta con un extenso número de mercados, tanto al aire libre como cubiertos, modernos y más tradicionales, el más famoso y conocido de todos es el Naschmarkt. Con un área superior al kilómetro y medio – lo que lo convierte en el más grande de Viena – comprar y pasear por sus puestos y tiendas es un auténtico placer. Abierto desde el siglo XVI para vender rápidamente los productos que llegaban al Danubio, en la actualidad hay desde comercios de fruta, a verduras, carne, flores o pan. ¡No te lo puedes perder!

    La capital de Austria no es un destino barato. Por eso, a continuación os dejamos un mapa de Booking con algunos descuentos y ofertas de hoteles y apartamentos para que ahorréis al reservar vuestra próxima escapada.

    Booking.com

    Como has podido ver en este artículos sobre que ver en Viena, hay multitud de palacios, catedrales, iglesias, parques, jardines y mercados que convierten a la capital austriaca en un auténtico paraíso para los turistas que tienen la posibilidad de visitarla. Si te ha gustado este artículo, te recomendamos que eches un vistazo al resto de posts que hemos escrito sobre Austria: