Viajar a Malta: 10 consejos que nadie te cuenta (2020)

  • Por
  • viajar a malta

    Hace ya meses que volvimos de Malta y todavía no nos habíamos decidido a escribir este artículo, que por otra parte tantas ganas teníamos de hacer. Malta es uno de los destinos de moda de los últimos años y un país de primer nivel si quieres disfrutar del sol y del buen tiempo. Por eso, hoy os traemos 10 consejos para viajar a Malta que nadie te cuenta y que estoy seguro te van a venir de perlas.

    Hemos llegado a la conclusión de que se trata de ese típico destino al que la gente se abalanza con poca información y una imagen idílica. No me malentendáis, es un país estupendo, pero muchas veces puede no suplir vuestras expectativas (y en nuestro caso, ciertamente no lo hizo).

    Nuestro viaje a Malta, una experiencia enriquecedora

    Malta un país bastante peculiar. Su situación geográfica – a mitad de dos continentes: África y Europa – sus pequeñas dimensiones y la forma en la que se distribuye la población (concentrada en torno a la Bahía de La Valeta) hace que sea un país muy diferente a lo que estamos acostumbrados cuando viajamos por Europa.

    Detrás de algunas de sus idílicas playas, de Paceville o de la – ya derrumbada – Ventana Azul se esconde un rico patrimonio cultural y histórico y un caótico urbanismo que también forma parte de un viaje a la isla mediterránea. En este artículo nos vamos a centrar en algunos aspectos que no leímos en ninguna parte antes de irnos de viaje y que sinceramente nos hubiese encantado saber antes de ir. Desde el funcionamiento del transporte público, a las playas maltesas o cuáles son los lugares más importantes que visitar.

    Aquí te dejamos más de 20 planes diferentes para aprovechar al máximo tu visita al país.

    Estamos seguros de que este artículo os va a venir de perlas para vuestro viaje a Malta.

    Viajar a Malta: 10 consejos que nadie te cuenta

    1. Visita a La Valeta, una recomendación esencial para un viaje a Malta

    Desde mi punto de vista, la gran joya de Malta no son ni sus playas, ni sus acantilados ni su ambiente, sino su capital, La Valeta. Una ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad, que es una auténtico remanso de paz y de belleza.

    viaje a malta consejos
    Los Jardines de Barraka

    Lo sabemos porque nos decidimos a ir, pero desde luego no es dónde se pone el punto focal a todo aquel que visita Malta, quizás falta un poco de pedagogía. Es, además, la zona ideal para alojarse porque al tratarse de la capital, la mayoría de las líneas de bus parten o llegan a La Valeta.

    Así que os recomendamos que le dediquéis al menos medio día a recorrer sus calles y visitar su increíble catedral.

    ➜ Aquí te cuento las mejores cosas que ver en La Valeta, la preciosa capital de Malta.

    2. El transporte público de Malta

    Aquí desde luego hay que dejar las cosas muy claras. El transporte público de Malta tiene sus ventajas pero también muchos inconvenientes. Estábamos avisados y éramos conscientes de que cómo podría ser el transporte público, pero lo cierto es que aun así nos sorprendió bastante.

    En primer lugar, destacar que la geografía de la isla es complicada, tanto por su escaso tamaño como por sus formaciones rocosas y la concentración poblacional en torno a la Bahía de La Valeta. Pero lo cierto es que la red viaria está llena de curvas, trazados difíciles y, en general, rutas poco directas.

    que hacer en malta una semana
    La Valeta

    Prácticamente puedes llegar a todas partes. Más que un país, tienes que pensar en Malta como una gran ciudad, en la que puedes llegar a todas partes, bien de forma directa o bien haciendo alguna combinación.

    Suelen ser bastante puntuales. Las frecuencias de las líneas son bastante amplias y hay algunas opciones de autobuses nocturnos por si te vieras en esa tesitura.

    Los billetes individuales son bastante asequibles (1,50 euros y 2 euros en verano). Sirven durante las dos horas siguientes, pudiendo realizar todos los transbordos que quieras con solo enseñar el billete al conductor. Estos se pueden comprar al conductor, y lo mejor es llevarlo lo más justo posible porque no suelen tener mucho cambio.

    Los autobuses van muy rápido. Tanto que es necesario agarrarse cuál clavo ardiendo a las agarraderas del bus para no perder el equilibrio y caerte en medio del bus. Si os habéis montado en una montaña rusa, sabéis cuál es la sensación.

    Conducen de regular para atrás. Los conductores pegan frenazos bruscos y la circulación está bastante congestionada, lo que llama poderosamente la atención en una isla de tan solo 300.000 habitantes. Si a esto le unes que las carreteras no son las mejores – llenas de curvas, cruces complicados y zonas sin asfaltar – la combinación es una bomba.

    Los tiempos para llegar de un lado a otro son muy largos. Cualquier trayecto demora bastante tiempo. En nuestro caso, el tiempo medio de un sitio a otro nunca bajo de los 40 minutos.

    Las preguntas entonces son: ¿Es posible recorrer Malta en bus? Sí, así lo hicimos nosotros. ¿Qué recomiendas, el coche de alquiler o transporte público? Sin duda el coche, por practicidad, por comodidad y por rapidez.

    3. El urbanismo maltés

    Si por algo os va a llamar la atención en cuanto lleguéis a Malta es por su urbanismo. Lo cierto es que las construcciones están a medio camino entre lo británico y lo árabe y creo que han heredado lo peor de cada uno. En nuestro caso, nos despertó poco o nulo entusiasmo, y firmemente creo que la poca planificación y ordenación urbanística les perjudicará, no ya actualmente, sino en el futuro como destino turístico.

    malta turismo
    La Valeta desde Sliema

    Desde luego, nuestra visita a La Valeta fue un soplo de aire fresco ante una pequeña ciudad muy bien cuidada y en la que se nota que están mucho más implicados por mantener el encanto de la misma (quizás juega un papel destacado que esté declarada Patrimonio de la Humanidad), pero en cuanto llegas a Sliema o San Julián, o incluso a Ramla Bay, rápidamente te das cuentas de que lo uno y otro tienen poco en común.

    En general, muestran un respecto nulo por la sostenibilidad y aplican la regla de: lo que sea y donde sea.

    4. Las playas de Malta

    La realidad es que Malta no tiene la cantidad de playas de arena que a un destino así se le presupone. De hecho, las playas maltesas se cuentan con los dedos de las manos, o incluso con una sola. Esto provoca que las pocas que hay suelan estar hasta arriba de turistas en verano, como ocurre en St. George’s Bay o Blue Lagoon.

    guia de viaje a malta
    Ramla Bay en invierno

    Algo que personalmente no me gustó es que para llegar a la mayoría de estas playas tienes que coger el transporte público, lo que ciertamente no es ideal conociendo bien como funciona el transporte público maltés.

    Aquí hemos elaborado un mapa con las mejores playas de Malta:

    Por ejemplo, Sliema, donde nosotros nos alojamos y una de las zonas más concurridas, no hay playa, sino un paseo marítimo con rocas. Para llegar hasta la playa más cercana deberás coger el bus hasta St. George’s Bay – que suele estar empetada – o irte al norte.

    Y puede que parezca una opinión controvertida, pero nos dio la impresión de que casi cualquier playa en España es de mejor calidad, y ya ni que decir tiene si la comparamos con las calas de las Islas Baleares.

    5. ¿Cuántos días son necesarios?

    Malta es un país muy pequeño, como hemos hablado, pero la verdad es que hay bastantes sitios que visitar y vas a tardar en llegar a cada uno de ellos aunque lo hagas en coche, así que nosotros te recomendamos al menos 4 o 5 días para conocer bien la isla.

    En nuestro caso, estuvimos cuatro días, y aunque perdimos muchísimo tiempo de un sitio para otro, conseguimos una visión bastante completa de las islas.

    6. Mdina y Rabat, dos visitas imprescindibles en un viaje a Malta

    Mdina y Rabat son dos joyas de Malta que recomendamos a todo el mundo que se acerque al país. Puede que estén un poco más alejadas de la zona turística pero merece la pena todo el tiempo que paséis en ellas.

    que hacer en malta
    La Catedral de San Pablo

    Mdina, la antigua capital maltesa, allá por el siglo XVI, es una antigua fortaleza a la que accedes por medio de la Puerta de la ciudad. Dentro de ella, un conjunto de edificios y palacios que con la luz del sol parecen convertirse en dorado. Entre ellos, destaca la Catedral de San Pablo.

    En la vecina Rabat se encuentran las Catacumbas de St. Paul, un enorme complejo fúnebre bastante curioso. ¡Muy recomendable!

    Reserva aquí una excursión a Mdina con civitatis, posiblemente la opción más sencilla para llegar y conocer la ciudad. 🌟

    7. El alojamiento: ¿dónde me recomiendas alojarme?

    El alojamiento en Malta puede ser bastante barato (sobre todo en temporada baja, pero en verano también) por lo que atrae a muchos jóvenes europeos deseosos de fiesta, buenos precios y sol.

    Dos de las localidades con más alojamientos son Sliema y San Julián (donde se encuentra Paceville). Sliema nos parece un destino bastante más tranquilo y asequible y además tiene un gran centro comercial que siempre viene bien. En nuestro caso, nos alojamos en el Labranda Rocca Nettuno Suites, bastante asequible y en buen sitio.

    mapa de malta
    Sliema

    La Valeta es, quizás, la opción ideal para alojarse, ya que está en el centro de la Bahía, con muy buenas comunicaciones y es bastante más bonito que cualquier otro sitio de la isla. Eso sí, los precios son mucho más altos, pero seguramente merezca la pena.

    Aquí os dejamos un mapa con algunos descuentos de Booking por si queréis ahorraros algunos euros en vuestro alojamiento:

    Booking.com

    8. Las iglesias de Malta

    Algo que nos sorprendió gratamente fue el contraste que hay en las iglesias maltesas. Por fuera tienen una apariencia bastante humilde, pero por dentro son absolutamente espectaculares. Verdaderamente.

    consejos para viajar a malta
    La Catedral de Victoria, en la Ciudadela

    Quizás nuestra iglesia favorita de toda Malta fue la Concatedral de San Juan de Malta, a la que os animamos a conocer, ya que es absolutamente preciosa por dentro. Pero también la Catedral de San Pablo en Mdina o la Catedral de Victoria (Gozo) son merecedoras de una visita.

    9. La Isla de Gozo

    Un sí, con mayúsculas. La Isla de Gozo, al norte, fue uno de los lugares que más nos gustaron de Malta, sin duda alguna.

    No es excesivamente fácil llegar a Gozo, todo hay que decirlo, pero dentro de lo que cabe, el Ferry funciona bastante rápido y no es excesivamente caro.

    capital de malta
    Mgarr, Gozo

    Hasta hace pocos años, no había transporte público en Gozo, lo que limitaba mucho las posibilidades de los turistas para moverse por la isla. Ahora, todo es mucho más fácil y puedes desplazarte de un sitio a otro, no rápido, pero sin demasiadas complicaciones.

    Como mínimo, os hacemos tres recomendamos o sugerencias imprescindibles: la primera es Victoria, – la capital de Gozo – y su impecable Ciudadela, la segunda, Ramla Bay, posiblemente la playa más grande de Malta; y la tercera que conozcáis las construcciones de Ġgantija. Con estas tres, prácticamente tenéis un día completo en la isla.

    viaje a malta recomendaciones
    Paseando por Victoria

    Si sois más rápidos o decidís estar más días en Gozo podéis acercaros hasta Xlendi Bay, el santuario de Ta’ Pinu o incluso hasta el lugar donde se encontraba la Ventana Azul – ahora ya derrumbada -.

    Si quieres olvidarte del transporte público, te recomendamos que reserves una excursión a Gozo. Fácil, barato y sencillo.

    10. Los precios en Malta

    Malta no es un país especialmente caro para los españoles, de hecho, creo que el nivel de vida es un poco más bajo, de lo que, sin duda, nos beneficiamos.

    En invierno, los precios caen muchísimo y se pueden encontrar verdaderas gangas para conocer el lado más cultural de la isla. En verano es otro tema. Es un destino que se ha popularizado mucho en los últimos años y se aprovechan (incluso suben durante los meses de sol el precio del bus un 25%), así que tendrás que gastar bastante más.

    10 consejos para un viaje a Malta de 10

    Espero que todos los consejos y recomendaciones que hacemos en este artículo os sirvan para preparar vuestro viaje a Malta y que, sobre todo, os inspiren a viajar más y mejor. ¡Hasta pronto!