Las 15 mejores playas de Málaga, ¡para alucinar! (2023)

  • Por
  • Si aún no has tenido la oportunidad de conocer la provincia de Málaga, vas a alucinar. La combinación de entorno natural, clima cálido y suave y oferta de ocio es el argumento que justifica que mucha gente vuelva cada año a este rincón del sur peninsular. Un auténtico espectáculo para todos los sentidos. Y en ello, sin duda alguna, tiene mucho que ver el atractivo que suponen las maravillosas playas de Málaga, no te podrás resistir a sus encantos.

    La Costa del Sol es un destino turístico por excelencia en el que confluyen tanto turismo nacional como internacional. Baña más de 150 kilómetros del litoral de Málaga, alternando extensas playas de arena blanca con pequeñas calas encantadoras. Para ayudarte a planificar tu escapada por la provincia andaluza, te hemos preparado este post en el que podrás encontrar una guía de las mejores playas de Málaga. Si te animas ¡comenzamos!

    Las 15 mejores playas de Málaga, ¡para alucinar!

    1. La Playa de la Duquesa

    Iniciamos nuestro recorrido por las mejoras playas de Málaga en Manilva. La Playa de la Duquesa es una playa alegre y bulliciosa dotada de toda clase de servicios. Se ubica muy cerca del Puerto Deportivo de la Duquesa, el mayor centro de actividad turística de la zona. En la Playa del Castillo, un extenso arenal frecuentado fundamentalmente por los vecinos de la zona, encontrarás un ambiente muy familiar. Otra playa urbana es la Playa de Las Gaviotas, con una amplia oferta gastronómica y junto al Castillo de la Duquesa, una espléndida fortaleza del siglo XVIII.

    La Playa de Sabinillas es la más concurrida de la zona, ya que se encuentra frente al casco urbano. Una playa de arena oscura que se extiende entre el Puerto de la Duquesa y el río Manilva. O quizás prefieras disfrutar de las aguas cristalinas de la Playa Punta Chullera, la playa más occidental de Málaga, formada por calas rodeadas de rocas y pequeños acantilados. Especialmente indicada para la práctica de la pesca y el submarinismo, ya que en ella se encuentra una gran diversidad de especies marinas. Es una de las últimas playas vírgenes de la Costa del Sol.

    Más alejadas del casco urbano, si buscas un lugar más agreste y salvaje, en la zona más occidental del municipio, casi en el límite de la provincia de Cádiz, la Playa de los Toros es una playa natural y virgen que huye de la masificación. En ella podrás disfrutar de la tranquilidad, el silencio y sus aguas limpias y cristalinas. Ideal para dar largos paseos por la orilla. Junto a ella, la Playa del Negro, entre la cala de La Sardina y el arroyo de Alcorrín, muy tranquila y frecuentada por los pescadores de la zona.

    2. La Playa Ancha

    En el municipio de Casares te espera la Playa Ancha, un largo arenal de gran belleza separado de Manilva por el río Manilva. Cuenta con un bonito paseo marítimo y dispone de todos los servicios necesarios. Perfecta para practicar deportes. Si te gusta ir a todas partes con tus perros no te pierdas Playa Piedra Paloma, una playa canina, formada por piedras y arena, seminatural, aunque cuenta con un chiringuito.

    En la misma localidad, Playa Chica está limitada en extensión por un acantilado cubierto parcialmente por vegetación. Una pequeña playa de anchura variable y que solo dispone de acceso peatonal. Y junto a ésta, la Playa de la Sal, una recoleta playa de unos 20 metros de extensión que localizarás fácilmente pues está situada junto a la Torre de la Sal, una torre almenara que se alza sobre un promontorio.

    3. La Playa de la Rada

    La Playa de La Rada es la playa urbana más extensa y concurrida de Estepona. De arena dorada, se encuentra a un paso de las principales calles de la localidad. Discurre a lo largo de un precioso paseo marítimo repleto de palmeras. De oleaje moderado, está indicada para toda la familia. En la margen derecha del río Guadalmansa se localiza la Playa de Guadalmansa, una preciosa y tranquila playa de arena gris y aguas muy limpias que dispone de todos los servicios. Para pasar un relajado día de playa sin renunciar a ninguna comodidad.

    En una zona semiurbana aunque de fácil acceso, la Playa Punta de Plata extiende sus preciosas aguas cristalinas cerca del Puerto Deportivo, donde podrás practicar deportes náuticos. Quizás prefieras conocer la Playa Costa Natura, la primera playa nudista autorizada de la Costa del Sol, aunque en ella también encontrarás bañistas que no practican el naturismo. Su ambiente es más internacional, pues es muy frecuentada por turistas europeos.

    La Playa de Galera es la playa más occidental de Estepona. Pequeña y tranquila, su carácter semiurbano hace que la ocupación sea moderada. Se trata de una cala de una belleza especial, con paisajes diferentes, cuyos fondos rocosos la convierten en el paraíso de los submarinistas. Para los amantes de las actividades náuticas y deportivas, a ocho kilómetros de Estepona, se ubica la Playa Bahía Dorada. Esta cala cuenta con el atractivo añadido del Club Estepona Golf, por si lo tuyo es echar unas bolas.

    Completamos la oferta de playas de la localidad de Estepona con la Playa de El Cristo. Situada al oeste del Puerto Deportivo, es una playa urbana, ideal para familias y que presenta una alta ocupación. En forma de cala, es perfecta para cualquier época del año ya que está resguardada naturalmente de los vientos y el sol la ilumina durante más tiempo al atardecer. Estupenda para disfrutarla con niños por la zona de juegos con la cuenta.

    4. La Playa de Guadalmina

    Justo donde acaba el término municipal de Estepona y comienza el de Marbella se extiende la Playa de Guadalmina, junto a la urbanización del mismo nombre y la Playa de Linda Vista, ambas de arena oscura y rocas, que no son muy concurridas, aunque cuentan con beach clubs donde poder practicar deportes náuticos, chiringuitos y todos los servicios necesarios. Ideales para los que buscan pasear y relajarse al sol.

    Las otras dos playas con las que cuenta el municipio de San Pedro de Alcántara son la Playa del Cortijo Blanco, también muy tranquila y estupenda para disfrutar de un agradable paseo, y la Playa de San Pedro, enclavada en el núcleo urbano de la localidad. Esta última es una playa urbana y familiar que cuenta con un amplio paseo marítimo y numerosos restaurantes y chiringuitos, y todos los equipamientos.

    5. La Playa de Río Verde

    Continuamos visitando las mejores playas de Málaga en la localidad de Marbella, un destino turístico de relevancia internacional. La Playa Río Verde es una playa que se ubica al lado del río Verde y de una villa hispano-romana del siglo I. Su arena es gruesa y oscura y sus aguas son muy tranquilas y con muy poco oleaje, perfectas para la práctica de deportes náuticos. Dispone de todos los servicios, incluido un beach club y varios chiringuitos.

    Si buscas ver y ser visto, no lo dudes, la Playa de Puerto Banús es perfecta para ti. Enclavada en el núcleo urbano de Nueva Andalucía, muy cerca del Puerto Deportivo, es una playa muy turística y con un alto grado de ocupación. Su arena fina y dorada y su gran paseo peatonal plagado de chiringuitos y beach clubs donde practicar todo tipo de deportes, la convierten en un espacio muy atractivo.

    En plena milla de oro marbellí descubrimos la Playa de Nagüelles, de arena rubia y espectaculares aguas. Tiene un precioso paseo marítimo con ambiente muy animado y, por supuesto, dispone de todos los servicios. Natural y tranquila es la Playa de El Pinillo, que cuenta en su parte más occidental con dunas naturales de arena dorada. Poco masificada, en ella se puede disfrutar con tranquilidad del mar.

    Entre la bocana del puerto deportivo y el espigón, en pleno casco urbano de Marbella, localizamos la Playa de El Faro. Su fina y dorada arena, además de su ubicación, hacen de ella una playa muy frecuentada por turistas y marbellíes. Se trata de una playa tranquila y sin vegetación, aunque sus fondos son rocosos. Es una playa para llevar a los más pequeños pues cuenta con atracciones para ellos.

    Junto al puerto pesquero, y en pleno barrio de pescadores, distinguimos una pintoresca playa, la Playa de Bajadilla, muy popular entre los autóctonos, con bonitas y tranquilas aguas y buen ambiente. Con su precioso paisaje, encontramos la Playa El Alicate, compuesta de dunas de arena dorada. Y la Playa Los Monteros y su escuela de kitesurf, para los enamorados de este deporte. Aunque quizás una de las más famosas playas de Marbella sea la Playa del Cable, en la misma entrada de la localidad, entre el famoso arco y el puerto pesquero. Una playa con mucha vida y buenos chiringuitos.

    Ahora bien, si buscas algo más de tranquilidad, una de mis preferidas es la Playa Real de Zaragoza. Una larga extensión de bonita arena dorada en forma de dunas conforman esta playa enclavada junto a la Urbanización Real de Zaragoza. Situada en una privilegiada zona, a 13 kilómetros del centro de Marbella, es ideal para desconectar y relajarse, aunque cuenta con chiringuitos y restaurantes y algunos de los beach clubs más exclusivos de todo el Mediterráneo.

    También muy conocida es la Playa de Cabopino o Playa de Artola, considerada por muchos como una de las mejores playas de Málaga y de toda la Costa del Sol. Situada en un paradisiaco entorno conocido como Las Dunas de Artola, y colindante al Puerto Deportivo de Cabopino. Se trata de una larga aunque estrecha franja de arena dorada y fina, que cuenta con algunos tramos nudistas. Junto a ella, la Torre Ladrones, una torre defensiva de origen romano.

    6. La Playa de la Luna

    Desde la Playa de Cabopino podemos llegar dando un paseo por la arena a la Playa de La Luna. De otra forma, su acceso es complicado si no se conoce la zona, pues se realiza a través de un pequeño túnel, lo que hace la hace especial y que esté poco masificada. Una de las playas más tranquilas de Mijas. Frente a la urbanización de su mismo nombre, la Playa de Calahonda, estrecha y relajada, combina zonas más urbanizadas con otras con abundante vegetación. Ideal para la práctica del buceo y la pesca.

    La Playa de la Butibamba-Cala se sitúa en el centro del paseo marítimo de la Cala de Mijas. Una playa muy animada y con un alto grado de ocupación, para disfrutar del mar en familia. Más tranquila, con una ocupación media, es la Playa de El Chaparral, ideal para practicar windsurf, vela y submarinismo. De arena oscura y oleaje moderado, hay que tener precaución con las rocas de los extremos. Y al final de ésta, la Playa de Playamarina, para los amantes del naturismo.

    La Playa del Faro de Calaburras, solo hay que buscar el faro para localizarla fácilmente, tiene una especial belleza por los acantilados que la rodean y constituye una zona privilegiada para la práctica del buceo. Una playa muy tranquila para relajarnos, al igual que la Playa del Peñón del Cura, la última de los 12 kilómetros que conforman el litoral de Mijas antes de llegar a la vecina Fuengirola. Famosa por sus aguas limpias y cristalinas.

    7. La Playa del Castillo

    A continuación de la Playa del Peñón del Cura, ya en el término municipal de Fuengirola, descubrimos la Playa del Castillo. También conocida como Playa de El Ejido, se sitúa en plena desembocadura del río Fuengirola y está dominada por el Castillo de Sohail que se alza sobre una pequeña colina como un mirador privilegiado. Su arena es fina y oscura, sus aguas tranquilas y de escaso oleaje y su nivel de ocupación es medio.

    La Playa de Santa Amalia une la Playa del Castillo con el Puerto Deportivo de Fuengirola. Con un animado paseo marítimo, siempre está abarrotada de gente y sus tranquilas aguas la hacen ideal para los niños. Entre el puerto y la playa de Los Boliches, la Playa de Fuengirola es ideal para familias. Una playa urbana que cuenta con todos los servicios y numerosos bares y chiringuitos que hacen que su nivel de ocupación sea alto.

    La Playa de Los Boliches es, sin duda alguna, una de las que cuenta con más ambiente de la localidad. Un extenso arenal con un amplio paseo marítimo repleto de tiendas, bares y restaurantes. Como continuación de ésta, la Playa de las Gaviotas, con una alta ocupación aunque mucho más tranquila por estar más alejada del centro. Popular y familiar es la Playa de Torreblanca, y con un ambiente más juvenil y no tan saturada como otras, la Playa de Carvajal, la última de las playas de Fuengirola.

    8. La Playa de Carvajal

    La Playa de Carvajal se divide entre los términos municipales de Fuengirola y Benalmádena. De arena fina y oscura, dispone de chiringuitos y se pueden practicar numerosos deportes náuticos. Pero si buscas algo verdaderamente salvaje la Playa de Tajo de la Soga es la tuya. Una playa formada por varias calas separadas por rocas con un ambiente muy tranquilo aunque eso si, con buenos servicios. Además es petfriendly, convirtiéndose en la primera playa canina de la localidad. Alejada de las zonas más urbanizadas se encuentra una pequeña cala, la Playa de La Perla o Playa de La Morera, con buenos servicios.

    Solitaria y tranquila es la Playa de Torremuelle, formada por un conjunto de pequeñas calas. La localizarás enseguida por su cercanía a una torre vigía cristiana. Desde aquí puedes llegar andando a Playa Bonita, una pequeña cala con aguas muy tranquilas ideal para los más pequeños, aunque hay que tener precaución pues encontraremos gran cantidad de rocas. Junta a ésta se extienden la Playa de Arroyo Hondo, donde desemboca el arroyo del mismo nombre, y la Playa Malibú, también muy rocosa.

    Si eres un amante del buceo o del snorkel, en la Playa de la Viborilla podrás disfrutar de las gran variedad de especies marinas y vegetación que hay en sus fondos. Pequeñas calas donde relajarse en plena naturaleza, rodeada de palmeras y protegida por acantilados. Ahora bien, si lo tuyo es el naturismo, te recomiendo la Playa de Benalnatura, una playa nudista ubicada en un entorno casi salvaje y rodeada de rocas, lo que la conserva de forma natural.

    Formada por varias calas separadas por rocas, la Playa de las Yucas tiene un encanto natural. Alejada del núcleo urbano, la forman varias calas separadas por rocas y en la que existen algunas zonas donde se practica el nudismo. Es una zona accesible ya que la carretera discurre junto a la playa, aunque hay que salvar un desnivel para llegar al agua. Una de las playas predilectas para la práctica del buceo.

    Junto a ésta, la Playa de Torrevigía es también muy tranquila y cerca de ella, otra torre vigía, la Torre de Torrequebrada. La Playa de Torrequebrada, junto al famoso Casino de Torrequebrada, es muy popular para la práctica del snorkel por sus aguas cristalinas y sus fondos rocosos. Y una playa para pasar el día en familia, la Playa de la Verdad, con una alta ocupación y numerosos servicios.

    Pero una de las playas más conocidas y frecuentadas de Benalmádena es la Playa de Arroyo de la Miel. Situada entre la Punta Negra y el Castillo de Bil-Bil, una de las construcciones más emblemáticas de la Costa del Sol. Conocida también como Playa de Los Melilleros, es un arenal impresionantemente amplio, con más de un kilómetro de largo y 200 metros de anchura. Tiene una alta ocupación por su ubicación en pleno corazón de la localidad.

    Junto al Puerto deportivo de la localidad, Puerto Marina, hay una coqueta playa, la Playa de Santa Ana, rodeada de urbanizaciones, lo que hace de ella el sitio ideal para familias y parejas. Un amplio paseo marítimo lleno de restaurantes, chiringuitos y tiendas da paso a una playa de arena gris con aguas tranquilas excepto alguna zona de oleaje moderado. Unos completos servicios y su facilidad de acceso explican su alta ocupación en verano. A destacar sus magníficas vistas al Castillo de Bil-Bil.

    La playa más oriental de Benalmádena y que constituye la frontera natural con la vecina Torremolinos es la Playa Fuente de la Salud. Su nombre proviene de que en ella existía una fuente de agua potable con propiedades mágicas. Aunque en su origen fue una playa rocosa, tras la construcción del puerto deportivo empezó a formarse la playa actual. De arena fina y oleaje moderado, está muy concurrida y es ideal para la práctica de actividades náuticas.

    9. La Playa de la Carihuela

    Pues sí, hemos llegado a la bella Torremolinos y a la Playa de La Carihuela, lindando en su parte sur con el puerto de Benalmádena. Se trata de un arenal de más de dos kilómetros de largo del que podrás disfrutar junto a un magnífico paseo marítimo con numerosos comercios, bares, restaurantes y beach clubs. Ubicada en un barrio de pescadores, ha sabido combinar modernas instalaciones con su origen marinero.

    Junto a ésta, la Playa del Bajondillo es sin duda una de las mejoras playas de Málaga. Catalogada como playa urbana, está situada en el centro de Torremolinos por lo que es una de las más concurridas. Se puede acceder a ella desde el centro de la localidad, a través del Camino de la Playa, que cuenta con unas escaleras, o por la famosa Cuesta del Tajo, de gran pendiente., o bien a través de alguno de los dos ascensores que existen. Tiene un bonito paseo marítimo repleto de chiringuitos en los que disfrutar en cualquier época del años de unos deliciosos espetos de sardinas.

    Playamar es una de las playas imprescindibles que visitar en tu escapada a Torremolinos. Próxima al centro, es de fácil acceso, podrás practicar un sinfín de actividades náuticas, relajarte bajo una sombrilla o disfrutar de alguna de las numerosas propuestas de restauración que existen en la zona. Por supuesto cuenta con todos los servicios y un estupendo paseo marítimo. En definitiva, una playa que ofrece múltiples posibilidades.

    En el extremo de Torremolinos ya en el límite con el término municipal de Málaga se extiende una de las playas más atractivas de la zona. La Playa de Los Álamos, de arena fina y dorada, es la más alejada del centro de la localidad. Su gran oferta de ocio y restauración la convierten en una playa joven, cosmopolita y llena de entretenimiento. Es una de las zonas más animadas de la ciudad, con gran variedad de beach clubs donde disfrutar de la mejor música o de experiencias únicas como motos de agua o jetboats.

    10. La Playa de la Malagueta

    Seguimos nuestro recorrido por el litoral malagueño y llegamos a la capital de la provincia. Málaga cuenta con 14 kilómetros de playas que disponen de todos los servicios que conlleva estar enclavadas en una gran ciudad. La más occidental de todas es la Playa Campo de Golf San Julián, que toma su nombre del campo de golf junto al que se encuentra. Se trata de una playa semiurbana rodeada de vegetación que además es la más grande de la ciudad, por lo que su nivel de ocupación es bajo.

    Contigua a ésta, la Playa de Guadalmar. Una playa semiurbana con una zona nudista que se halla protegida por ubicarse en el Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce. La Playa de La Misericordia es una de las más populares de Málaga, y cuenta con una acceso principal desde el paseo marítimo. A cuatro kilómetros de Málaga, La Playa de Huelín, entre las zonas costeras de San Andrés y La Misericordia, con numerosos chiringuitos y espacios para practicar deporte.

    Pero si hay en Málaga una playa mítica, esa es la Playa de La Malagueta. En el mismo centro de la ciudad, entre el puerto y la Playa de La Caleta, es una playa muy concurrida que acoge un gran número de visitantes. A lo largo de sus dos kilómetros de extensión podrás disfrutar de todos los servicios de una gran playa y de un paseo marítimo lleno de bares y restaurantes que hacen aún más animado el ambiente.

    Muy extensa es la Playa de La Caleta. Arena oscura y aguas tranquilas junto a un paseo marítimo muy alegre y bullicioso por los numerosos bares y restaurantes que se alzan en él. Si eres amante del snorkel, podrás practicarlo en la Playa de los Baños del Carmen, cuyas aguas cristalinas te permitirán apreciar su rica flora y fauna marina. Además, cuenta con una zona de grandes árboles, perfecta para un picnic a la sombra.

    Urbana y familiar es la Playa de El Pedregalejo-Las Acacias, que dispone del paseo marítimo más antiguo de la ciudad repleto de bares y restaurantes. La Playa de El Palo sigue manteniendo su vocación marinera, con la presencia de las embarcaciones con las que los marineros salen a faenar. Ambas playas están formadas por pequeñas calas de arena fina y aguas tranquilas, y son de las preferidas por los malagueños.

    Alto nivel de ocupación encontrarás en la Playa El Candado, por su cercanía al Club Náutico El Candado y su puerto deportivo. A continuación de ésta, y con un ambiente muy familiar, se extiende la Playa El Dedo. Te recomiendo que pruebes «el pescaíto frito» en alguno de sus famosos chiringuitos por su particular forma de servir los platos a modo de «subasta», una experiencia única que no te puedes perder.

    Sin duda una de las mejores playas de Málaga es la Playa Peñón del Cuervo. La reconocerás enseguida por la enorme roca en el mar que divide la playa en dos. Un importante enclave biológico que cuenta con un área habilitada para barbacoas y donde se se celebran conciertos. La playa más oriental de Málaga es la Playa de La Araña, ubicada en un típico barrio de pescadores, en ella todavía encontrarás las barcas y enseres con los que salen a faenar.

    11. La Playa de la Cala del Moral

    Lindando al este con la Playa de La Araña de Málaga y al oeste con los acantilados del Cantal, la Playa Cala del Moral, en el municipio de El Rincón de la Victoria es una playa de ambiente familiar que discurre en paralelo al paseo marítimo lleno de bares y restaurantes. Podemos aprovechar para visitar la Cueva del Tesoro, una cueva de origen submarino única en Europa de estas características.

    En pleno centro de la localidad, la Playa de Rincón de la Victoria, es una de las más extensas de la Costa del Sol. Una playa muy popular y concurrida, y a la que los numerosos chiringuitos y restaurantes que hay a su alrededor convierten en el centro de la actividad gastronómica del municipio. De aguas tranquilas es la Playa de Torre de Benagalbón en la que descubrirás una torre fortificada, la Torre de Benagalbón.

    La playa más oriental de El Rincón de la Victoria es la Playa de Los Rubios, colindante con el término municipal de Vélez-Málaga. Una playa semiurbana de arena oscura, ubicada en el barrio de Los Judíos, que destaca destaca por su tranquilidad. Dispone de todos los servicios necesarios y con su más de un kilómetro de largo es perfecta para un día relajado de playa. Además, cuenta con un paseo ecológico con miradores que permiten contemplar el magnífico paisaje.

    12. La Playa de Almayate

    En la población de Almayate, perteneciente al municipio de Vélez-Málaga se ubica la Playa de Almayate. Se trata de una playa virgen, muy aislada, sin apenas construcciones cercanas que presenta el atractivo de encontrarse junto a verdes campos de cultivo que, en ocasiones, alcanzan incluso la arena. A ocho kilómetros de Vélez-Málaga, no cuenta ni siquiera con paseo marítimo y los servicios de los que dispone son escasos, por lo que su ocupación es baja.

    Estamos ante una playa naturista que muchos consideran una de las mejores calas donde practicar el nudismo de todo el país. Cerca podrás encontrar algunos alojamientos y campings, entre ellos uno naturista. En definitiva, una playa muy tranquila, de arena oscura, aguas cristalinas y oleaje moderado donde disfrutar de la calma y el relax en pleno contacto con la naturaleza que la rodea. Un auténtico paraíso para los naturistas.

    13. La Playa de Torre del Mar

    Ya en la localidad de Torre del Mar, también en el municipio de Vélez-Málaga, se extiende la Playa de Torre del Mar. Con dos kilómetros de extensión, es una playa urbana para disfrutar en familia, pues dispone de todos los servicios. Cuenta además con una zona habilitada con todo tipo de atracciones y actividades para los niños, que harán todavía más divertidos los días de playa de los más pequeños. Y también para los perros, pues es una de las playas caninas con las que cuenta Andalucía.

    Todo ello sin olvidar un bonito paseo marítimo que discurre junto a la playa y que cuenta con numerosos y variados chiringuitos en los que disfrutar de los deliciosos espetos, y que contribuyan a crear un ambiente muy animado en la zona. Una playa muy recomendable tanto para los locales como para los turistas que la visitan por la gran variedad de servicios que se prestan y donde podremos encontrar espacios deportivos, de ocio o náuticos.

    Pero en Vélez-Málaga hay más playas, desde la más occidental que es la Playa de Chilches. Una playa urbana y familiar en la que encontrarás un ambiento muy tranquilo, aunque su grado de ocupación es alto. O la Playa de Benajarafe, muy extensa, con cerca de tres kilómetros y medios de largo y más de 100 metros de anchura. Una cala de arena oscura y oleaje moderado y en la que podrás disfrutar de su paseo marítimo.

    Más tranquila y con un nivel bajo de ocupación es la Playa de Valle-Niza, desde donde podrás divisar la Sierra de Almijara y su pico, el más alto de la provincia, La Maroma. Junto al Puerto Deportivo de Caleta de Vélez, el único en la costa oriental de Málaga, se extiende la Playa de Caleta de Vélez, con un nivel alto de ocupación y accesible a través del paseo marítimo. Separada del resto de la localidad por el municipio de Algarrobo, la Playa de Mezquitilla, una cala semiurbana fundamentalmente de grava.

    Y la playa más oriental de Vélez-Málaga es la Playa de Lagos, que limita con la vecina Torrox. También conocida como Playa de Pijil, es una playa semiurbana, de más de un kilómetro de extensión aunque de escasa anchura. Está compuesta principalmente por grava y tiene un oleaje moderado, siendo su nivel de ocupación medio. Dispone de un parque infantil que hará las delicias de los más pequeños.

    14. La Playa de Ferrara

    De camino a Torrox encontramos en primer lugar la Playa del Morche, una extensa cala de arena oscura y fina rodeada de un cordón dunar en la zona de La Carraca, ideal para acudir en familia. También con presencia de paisajes dunares y vegetación natural, la Playa de las Lindes cuenta con todos los servicios al encontrarse en un entorno claramente urbano aunque su nivel de ocupación no es demasiado alto.

    Junto al paseo marítimo de la localidad discurre la Playa de Ferrara, un extenso arenal de arena fina, aguas cristalinas y oleaje moderado que alberga numerosos chiringuitos y restaurantes. Rodeada por urbanizaciones, dispone de todos los servicios por lo que su grado de ocupación es alto. Recomendable para ir en familia y llevar además a tus perros pues existe una playa canina, la más oriental de la provincia, junto al faro.

    Más tranquila es la Playa de El Peñoncillo, siendo su principal atractivo la ausencia de edificios y su escaso nivel de ocupación durante el verano. No es muy cómoda, ya que el suelo es de grava y piedras, pero cuenta con los principales servicios. También muy poco masificada es la Playa de Mazagarrobo, una cala en la que podrás disfrutar de la tranquilidad de sus pequeños acantilados.

    Rodeada de montañas, en un entorno natural, se extiende la Playa de Calaceite. Perfecta para relajarse y disfrutar de un día de deporte y descanso. La última playa de Torrox, en su extremo más oriental, es la Playa de Vilchez. Bastante aislada por lo que su grado de ocupación es bajo aunque cuenta con todos los servicios básicos. En definitiva, una preciosa cala, pequeña y perfecta para un día de relax.

    15. La Playa Cala de Maro

    Y llegamos a Nerja, que cuenta entre sus 13 kilómetros de costa con alguna de las mejores playas de Málaga. La más occidental es la Playa El Playazo, muy larga y tranquila, tiene como entorno la preciosa vega de Nerja. Presenta aspecto rústico y su arena de origen volcánico le da un aspecto singular. La Playa El Chucho, junto a la desembocadura del río Chillar, zona muy popular entre los senderistas, es perfecta para la práctica de submarinismo o snorkel por la belleza de sus fondos marinos.

    Si buscas una playa turística y animada la mejor opción es la Playa de La Torrecilla, que atrae a numerosos visitantes por sus estupendas aguas y la calidad de sus equipamientos. Cuenta con varios accesos y discurre en paralelo a un bonito paseo marítimo. Situada en el Balcón de Europa, la Playa El Salón es una antigua playa de pescadores. Rodeada de chiringuitos y restaurantes, es una cala con un ambiente muy familiar y alto grado de ocupación.

    Solo accesible a través de «el boquete de Calahonda», uno de los puntos más conocidos de Nerja, la Playa de Calahonda, es una playa pequeña y muy concurrida. Rodeada por enormes rocas, a la Playa del Carabeo llegarás a través de el Mirador del Bendito, un precioso balcón con vistas al mar. Allí encontrarás un arenal muy resguardado que concede intimidad y que cuenta con un encanto salvaje.

    Considerada por muchos como la mejor playa de Nerja, la Playa de Burriana cuenta con espectaculares vistas y dispone de servicios muy completos, incluido un paseo marítimo repleto de tiendas, chiringuitos y restaurantes. Arenas finas y doradas y aguas limpísimas que hacen que su nivel de ocupación sea muy alto. No te pierdas las rutas en kayak hacia las playas más cercanas y la visita a las cuevas pasando por pequeñas cataratas desde los acantilados. Realmente espectacular.

    Accesos complicados tienen la Cala Barranco de Maro, en la desembocadura del Barranco de Maro, y la Caleta de Maro o Calachica, con una preciosa cascada de agua dulce, lo que las convierte en lugares paradisiacos con muy baja ocupación donde se respira un ambiente muy especial. También es difícil la llegada a la Playa de Maro aunque en este caso hay una amplia oferta de deportes náuticos.

    En este mismo entorno de acantilados, la Playa del Molino de Papel destaca por sus cristalinas aguas y la Playa de las Alberquillas que resulta perfecta para la práctica del buceo por la riqueza de sus fondos marinos. Son playas que no disponen de ningún servicio por lo son muy tranquilas y la naturaleza que las rodea se mantiene intacta y prácticamente virgen. Calas para disfrutar lejos de las multitudes.

    La Cala del Pino es una de las escasas playas en estado virgen que nos quedan en la península. En ella podrás disfrutar de la soledad y es estupenda para los amantes del buceo o del snorkel por sus limpísimas aguas que nos ofrecen fondos plagados de vegetación y especies marinas. También podrás practicar el nudismo en un paisaje de pinos y chumberas. Muy aislada es también la playa más oriental de Málaga, la Playa El Cañuelo, espectacular por sus abruptos acantilados que le dan un aspecto muy salvaje.

    Mapa de las mejores playas de Málaga

    Preguntas frecuentes sobre las mejores playas de Málaga

    ✅ ¿Cuáles son las playas más bonitas de Málaga?

    ✅ ¿Cuál es la playa más bonita de Málaga?

    ✅ ¿Qué zona de la Costa del Sol es más bonita?


    Pues llegamos al final de nuestro recorrido por las mejores playas de Málaga, de oeste a este, desde Manilva a Nerja. Una selección muy amplia en la que encontrarás extensos arenales, playas bulliciosas, pequeñas y recónditas calas y agrestes y salvajes acantilados, para disfrutar en familia, con amigos o en soledad. Espero que esta completísima guía te sea de utilidad y si te ha gustado, te emplazo a que eches un vistazo a otros posts que hemos escrito sobre la provincia de Málaga.

    ¡Reserva con descuento y ahorra!

    Gracias a una comunidad de más de 500.000 lectores mensuales podemos ofrecerte multitud de descuentos y ofertas.

    • hotelesEncuentra hoteles y apartamentos con descuento aquí
    • actividadesReserva las mejores actividades y excursiones aquí
    • vuelosBusca las mejores ofertas de vuelos baratos aquí
    • segurosConsigue tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí
    • coches de alquilerEncuentra los mejores precios en coches de aquiler aquí

    Artículos relacionados

    4.6/5 - (10 votos)